Teatro UNA PAREJA ABIERTA

Después de haber construido una trayectoria deslumbrante en el teatro, el cine y la televisión de Italia, Dario Fo —ganador del Nobel de literatura en 1997— y su esposa Franca Rame escribieron en 1982 uno de sus textos más populares y celebrados: Coppia aperta o, en español, Pareja abierta. Fundadores del grupo Nueva Escena, primero, y del Colectivo Teatral La Comuna, después, esta pareja de creadores de izquierda había cruzado tres décadas de trabajo con piezas alabadas por la crítica y el público como La muerte de un anarquista y Misterio bufo, en las que expresaban una visión cuestionadora de la sociedad italiana de la posguerra, especialmente frente a la Mafia, el movimiento neofascista, el sistema parlamentario y la censura en la RAI. Por eso Pareja abierta significó un giro en esta trayectoria al ubicar su historia en la intimidad de un matrimonio pequeñoburgués, como se decía entonces. Este es el punto de partida de Juntos pero separados, la versión libre de Carlos Chacón sobre esta obra que dirige Dairo Piñeres con las actuaciones de Gledys Ibarra y Marcos Moreno.

Un hombre y una mujer en la medianía de la vida asisten al agotamiento de su relación afectiva. Reconocen que los años han erosionado sus sentimientos pero quieren salvar a toda costa su existencia como pareja. La fórmula propuesta es la de mantenerse juntos pero separados, esto es, cada cual pueden llevar una vida extra marital sin la censura del otro. El raciocinio, la afectividad, la autoestima y la sexualidad devienen en los factores fundamentales para este arreglo que intenta conservar las formas de una relación estable ignorando la dimensión del amor. Pío y Antonia son pareja pero están abiertos a otras aventuras. No obstante, las cosas no marchan como lo planearon.

Además de una comprensión de los valores familiares de la pareja contemporánea, persiste en la versión de Chacón y Piñeres la especificidad de lo femenino frente a lo masculino y viceversa. Los sexos se miran con ansiedad, con desconfianza, con dolor, pero también con la necesidad del afecto entre los miembros de la pareja. Por eso, al principio Pío disfruta de sus amoríos con mujeres de menor edad, mientras Antonia se siente insegura y desconcertada. Pero luego se voltea la tortilla y los celos comienzan a hostigar a Pío. La masculinidad se resiente, la femeneidad se fortalece.

La obra descansa esencialmente sobre el muy buen trabajo interpretativo de Gledys Ibarra y Marcos Moreno, quienes dotan a sus personajes de rasgos muy propios que establecen los territorios de lo masculino y lo femenino. Ambos conducen este barco con conocimiento y talento, manejan sus voces y sus gestualidades de una forma muy profesional y conforman una dupla que funciona perfectamente.

El problema de Juntos pero separados es que el equilibrio entre el drama y la comedia se rompe a favor de la comedia en detrimento de la densidad del texto original. Esta versión libre se nutre de cierta ligereza que evade el condicionamiento social que rodea a la pareja y que de varias maneras determina sus conductas individuales, condicionamiento que sí se haya en Pareja abierta de Fo y Rame. La puesta en escena de Piñeres apunta al objetivo de ofrecer una producción de “amplio espectro” como diría un amigo mío, que pueda gustar al mayor número de espectadores. Por eso este montaje caraqueño ofrece un rostro limitado. Con todo, sigue siendo una opción de teatro comercial que cumple su cometido.

JUNTOS PERO SEPARADOS. Dirección, producción e iluminación: Dairo Piñeres. Autor: Carlos Chacón a partir de Pareja abierta de Darío Fo y Franca Rame. Producción: Melissa Hinojosa. Vestuario: Raenra y Nino Carbone. Elenco: Gledys Ibarra y Marcos Moreno. Sala 1 de la Casa de Rómulo Gallegos, Altamira. De jueves a sábado a las 8:00 p.m. y domingos a las 6:00 p.m.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s