Gerver Torres VIETNAMIZAR A VENEZUELA

Buscamos imitar a un Vietnam que se quedó atrás, que su pueblo trata de olvidar. En algunas oportunidades el presidente Chávez ha expresado su deseo, disfrazado de preocupación, de ver a la América Latina convertida en mil Vietnam. ¿De qué Vietnam estaremos hablando? Para responder a esta pregunta, leamos extractos del mensaje que le está presentando el Primer Ministro de Vietnam al pueblo norteamericano, a propósito de su visita a ese país durante la semana que hoy finaliza.

“Desde su normalización hace 13 años, la relación entre Vietnam y Estados Unidos ha realizado importantes progresos en muchas áreas. Esta cooperación ha creado unas bases cada vez más sólidas para los dos países y nos da confianza en el futuro. Hoy, Vietnam es conocido como un país estable y pacífico, con una economía de mercado muy dinámica. El país se ha enfocado intensamente en integrarse ampliamente en la economía mundial, creando las condiciones mas favorables para las empresas y las inversiones domésticas y extranjeras, incluyendo las de Estados Unidos… “.

Si fuese el presidente Chávez quien estuviese visitando a Estados Unidos, su carta, utilizando la misma estructura de la del vietnamita, diría así:

“Desde que llegué al poder hace 10 años, la relación entre Venezuela y Estados Unidos ha experimentado notables retrocesos en muchas áreas. Esa falta de cooperación ha destruido parte importante de nuestras bases… Hoy, Venezuela es conocida como un país poco estable y proclive al conflicto, con una economía cada vez más estatizada. El país ha buscado aislarse del mundo, haciendo cada vez mas difícil los negocios y las inversiones tanto domésticas como extranjeras, particularmente de Estados Unidos”.

Sin duda, no estamos buscando parecernos a ese Vietnam de hoy que, entre otras cosas, está teniendo logros notables en la superación de la pobreza. Más bien buscamos imitar a un Vietnam que se quedó atrás, que su propio pueblo trata de olvidar. Grave desorientación histórica.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s