Alicia Freilich EL DOBLE PAÍS DE JOSÉ BALZA*

Su obra narrativa y ensayística está marcada por «la inteligencia, ese dolor increíble», como la describió hace cuarenta años en Largo, su novela básica. Altamente dotado de capacidad crítica y percepción sensorial para narrar, analizar literatura, música y artes plásticas, activa esa lucidez hacia la dupla yo-país, a su vez por dos vías. Una intelectual como licenciado en Psicología por la UCV, profesor de asignaturas literarias, curioso, estricto, muy disciplinado para la investigación y profesional diestro en gerencia de la cultura universitaria independiente (UCV). Y la otra, desde el arte literario, novelas, cuentos y relatos. Todo un intenso y vasto caudal actualizado para sendos libros recientes, de mayo 2008, los ensayos de Pensar a Venezuela (Bid&co) y los ejercicios narrativos en El doble arte de morir (Ediciones B).

Ambos textos resultan muy importantes en sí mismos y a la luz actual y luce interesantísimo cómo se complementan desde sus diferentes géneros porque evidencian el hondo proceso de maduración analítica del autor en esta década de tránsito hacia sus setenta años.

Autorreflexión sincera, límpida y valiente, balance de errores y aciertos transferidos a personas y personajes que se proyectan desde su aldea en el Delta hacia su entorno local y universal, en geografía, memoria y política urbanas. De allí que esas importantes figuras estudiadas en el texto documental de Pensar a Venezuela y esas entrañables criaturas imaginarias o con tramas de invención que forman el volumen narrativo en El doble arte de morir, se dirigen hacia un punto común. Mostrar en dupla el aquí anárquico a través de un allá caótico, el hoy diverso con su múltiple ayer y el posible futuro desde su compleja raíz sociocultural, elementos encadenados de esta difícil nación que hoy aparece como en proceso también dual, uno de purgatorio y otro que busca su porción celestial.

Y algo notable, José Balza continúa profundo, en tenaz evolución, salvado a tiempo de la fugaz revolución.

* Publicado el 21 de agosto en Tal Cual.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s