Gonzalo «Chile» Veloz REUNIÓN DE CONDOMINIO

chile-veloz-1Siempre he pensado que no soy la persona ideal para dar consejos, para llamar a la razón, para conciliar. Aunque muchas personas, a su vez, crean lo contrario. Pero esta vez, sólo por esta vez, voy a dar un consejo, voy a llamar a la razón, voy a ser conciliador. Para ninguno es un misterio todo lo que está sucediendo. Por el contrario, nos acometen marejadas de angustia, de desazón, de tristeza, de rabia, en fin, de todos esos sentimientos que los seres humanos somos capaces de aflorar cuando las cosas nos arrinconan, nos aplastan, en otras palabras, cuando nos cambian las reglas de juego sin ninguna explicación. Pero vayamos atrás. Nuestro primer gran error fue no haber permitido que Carlos Andrés Pérez terminara su segundo gobierno. Eso nos llevó a que nombraran al títere de Ramón J.Velásquez por un breve lapso para poder convocar a elecciones, mismas que sirvieron de tribuna para que el nefasto Rafael Caldera se llenara de gloria en su discurso en el Congreso luego de que David Morales Bello pidiera la cabeza de los golpistas… ¿se acuerdan? Luego, con su discurso, Caldera prácticamente salvó a Chávez de una muerte segura: física y política. Y, mas aún, para pagarle el inmenso favor de ayudarlo a llegar a su segundo mandato, Caldera liberó y le restituyó a Chávez todos sus derechos, lo que a su vez lo llevó a erigirse como salvador de la patria pidiéndole la renuncia a quien había sido su benefactor político, o sea, Caldera.¿Verdad que así mas o menos sucedieron las cosas? Continúo.

Cuando Chávez convoca a las posteriores elecciones y las gana, ¿dónde estábamos todos los que ahora disentimos de él? Les voy a poner un ejemplo para que vean dónde estábamos. Imaginen que viven en un edificio donde hay 24 apartamentos. A usted lo convocan en la cartelera de su edificio a una junta de condominio que va a haber, por ejemplo, el martes a las 8.00 p.m. y usted, por cualquiera que sea la circunstancia no acude. Unos días después se vuelve a hacer una convocatoria pues hubo gente que como usted tampoco acudió a la cita. La nueva reunión es para el viernes a las 8.00 p.m. y usted como muchos otros no va o se le olvida o se va al cine o simplemente no le da importancia. Es así como, por reglamento de condominio, se convoca a una tercera reunión para el domingo a la misma hora y, según ese reglamento, con las personas que vayan, que pueden ser tres o cuatro, o que casi siempre son tres o cuatro, se aprueba pintar su edificio de color verde perico con pepas moradas. Así las cosas, usted sale a su trabajo el lunes y cuando regresa en la noche encuentra su querido y adorado edificio pintado de verde perico con pepas moradas. Su indignación y su ira no tienen freno, sube a tocar la puerta del presidente de la junta de condominio y le reclama: ¡QUE VAINEJESTA! ¿ES QUE USTEDES SE HAN CREÍDO QUE ESTE ES EL CIRCO DE LOS HERMANOS GASCA? ¡TOESUNA VERGUENZA! ¡ TOESUNAMIER… (sic)! Usted no le da tiempo al presidente de la junta de condominio de explicar nada. Usted lo CARAJEA, lo PECHEREA, lo MANOTEA, lo amenaza con demandarlo, con expulsarlo, con destituirlo, con, en fin, con lo que siempre amenazamos…. pero….. USTED no se ha puesto a pensar que USTED tuvo tres oportunidades de votar por lo contrario, de aconsejar, de llamar a la razón, de conciliar y no las usó. No hizo de ellas su arma de combate, simplemente usted no estaba allí para votar.

Esa, mi querido amigo y mi querida amiga, esa es Venezuela, la misma que nos convocó a sus inquilinos, a sus propietarios, a sus ciudadanos a tres reuniones de condominio y nosotros no fuimos, no atendimos al llamado, no corrimos en su auxilio y ahora, querido amigo, querida amiga, querido compatriota, Venezuela —mi Venezuela, tu Venezuela,  nuetsra Venezuela— está pintada de verde perico con pepas moradas.

¿Y ahora qué hacemos? Resulta que ahora no falta nadie a las juntas de condominio (léase las marcas) y junta tras junta nos preguntamos cuando será que podremos pintar de nuevo a nuestro país con amarillos, azules y rojos y decorarlo con estrellas? He ahí el gran dilema, he ahí la gran pregunta. Podríamos decir que si estuvimos ausentes durante mas de 40 años de las reuniones de condominio, pues, en castigo, tendremos que esperar 40 o más años para que todo vuelva a ser como fue alguna vez. Pero ese, definitivamente, es un pensamiento muy pesimista. Creo que para ver las cosas con mas optimismo debemos decirnos que hemos aprendido la lección y la hemos aprendido de la forma más dura posible: con pérdida de vidas humanas, con heridos, con un país desvencijado económicamente e industrialmente, con un país agónico de su gentilicio, con la autoestima más baja del mundo, con una vergüenza que nos enfrenta cada día cuando vemos cada vez más carros en las calles, menos bienes de consumo en los mercados, menos sonrisas en las caras, más lágrimas en las vidas y más odio en los corazones. Por supuesto que ante este escenario hay actores que prefieren hacer mutis por la derecha (ya de izquierda tenemos de sobra) y recogen sus bártulos y se largan. Ciertamente esa es una solución, muy cómoda, pero solución al fin. Pero (los «peros» de siempre) no todos —que somos la mayoría— podemos hacer eso por lo tanto tenemos que quedarnos y, más allá, yo diría DEBEMOS quedarnos. ¿Y por qué? Para no ser tan ACONSEJADOR les diré sólo las que, como decía el Sargento Hunter (¿se acuerdan el policía de la serie de TV?), «funcina para mí».

Una podría ser que me quedo porque es aquí donde tengo todo lo que tengo: mi casa, mi hijo, mi pareja, mi familia, mis amigos, mi trabajo, mis cosas, mis raíces. Y todo eso puede sonar muy sentimental…pero…sigo… Otra podría ser que si en una época fuimos capaces de convivir verdes, blancos, rojos, azules y demás colores del espectro, juntos pero no revueltos, en una cierta paz, en una armonía muy sui generis, muy tropical, pues no veo por qué no podamos volver a eso. Y así, haría una larga lista de razones —unas creíbles otras no— para explicarles por qué me quedo, mas, al final, creo que una sola es la válida: ¡ME QUEDO POR QUE SI! Me quedo porque este es mi país, mi patria, mi tierra y será la de mi hijo y será la de sus hijos, y así debe ser. Por lo tanto no estoy dispuesto a dejárselas a los que no se la merecen y que han hecho de ella (y viene el chiste ) un edificio de verde perico con pepas moradas. Solo piensen que es el único país que tenemos y que puestos a comparar somos un país hermoso como ninguno, con riquezas como ninguno, con territorio para desarrollo como muy pocos, con gente buena (por que sí la hay) con sabor, con color, con olor, propios, únicos, entrañables, queridos, hermosos. Si les sirve entonces de algo todo esto que he escrito para pensar un poco sobre si se quedan o se van, pues valió la pena entonces escribirlo.

Por último si su decisión es de irse, Por favor, no los quiero oír quejarse, de nada ni de nadie. No hablen de Cuba porque ustedes están haciendo lo que hicieron los cubanos y que nunca debieron haber hecho: dejaron sola a su patria. La resistencia es aquí, ahora y para siempre. Cuanto tiempo va a tomar…no lo se , ojalá y lo supiera, pero lo que sea que dure hará mas grato el sabor del triunfo para los que si estuvimos aquí cuando convocaron la reunión de condominio. Termino con una de esas frases que a uno le hubiera gustado pensar pero, ya ven, en el mundo hay más personas que han pasado por cosas como éstas y peores y todavía son capaces de decir: LA VICTORIA ES PARA LOS QUE MAS CREEN EN ELLA… POR MAS TIEMPO.

Un saludo. Att. Chile Veloz

P.D.: perdonen los errores son parte de la emoción.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Gonzalo «Chile» Veloz REUNIÓN DE CONDOMINIO

  1. Marcelo dijo:

    En verdad me llena de orgullo poder leer no una carta, sino un sentimiento que sale desde lo mas profundo de un ser, que aunque no es de mi patria refleja muy claramente lo que países de nuestra querida Sudamérica están viviendo.

    Me explico, soy Boliviano, pienso que con eso es mas que suficiente.

    El mayor orgullo de haber podido encontrar estas letras, procede de que personalmente siento una gran admiración por Gonzalo, pues al igual que el tengo muy dentro mío esa pasión tan profunda por la locución, no se si es que es posible poder llamarlo un colega, (eso por la experiencia de la cual el goza), pero quiero permitirme sentir eso, pues creo que tenemos el manejo de la comunicación como uno de los mejores regalos que la vida nos pudo dar, es una pena, que muchas veces no podamos, y no por que no queramos, sino porque simplemente no nos permiten dar nuestros verdaderos pensamientos.
    Gracias Gonzalo, simplemente …….., POR EXISTIR.

    Marcelo.

  2. Jennifer Szabo dijo:

    Replica:

    Si en alguna forma fuese posible me gustaría que reenviasen este correo hasta llegar a quien lo escribió….

    Tengo una sola pregunta para el autor, y nótese que siempre fui de las que luchaba porque habia que quedarse y luchar por nuestra patria…. pero ( y siempre vienen los peros):

    Que pasa con los que SI asistimos a la junta de condominio?????

    Los que fuimos de la mano de nuestros padres (porque no teniamos edad para votar) y vimos cómo nuestros padres tuvieron:

    » tres oportunidades de votar por lo contrario, de aconsejar, de llamar a la razón, de conciliar y» SI LAS USARON!!

    pero que ademas de eso siguieron luchando todos estos años para inculcar valores en nosotros ( los hijos de la patria actual) a pesar de que los vecinos insistían en ausentarse de las junstas de condominio……

    Quizás la pregunta no es ni siquiera para usted, la pregunta es para todos aquellos que siguen quejándose y juzgando (tal como lo hace usted en este escrito) a los padres y a nosotros ( el talento en fuga como dicen) simplemente porque decidimos irnos a luchar por Venezuela desde afuera, justo despues de que nos metieron un tiro en el carro para robarnos al dia siguiente del secuestro de dos de mis mejores amigas. Casualmente esa noche, estaba saliendo de mi reunion de condominio.

    Por favor no diga con tanta facilidad que:

    «Por supuesto que ante este escenario hay actores que prefieren hacer
    MUTIS por la derecha (ya de izquierda tenemos de sobra) y recogen sus
    bártulos y se largan… Ciertamente esa es una solución, muy cómoda,
    pero solución al fin.»

    Porque a nadie le resulta cómodo irse, a nadie le gusta dejar «MI PAÍS, MI
    PATRIA, MI TIERRA»

    Me encantaría que este derecho a réplica le llegase y asi escuchar sus comentarios.

  3. Mariela dijo:

    Amiga, como dicen por ahi, el miedo es libre… y si decidiste irte eso no es ni bueno ni malo, sólo tomanste la decision que mas te convenia, y eso es tambien valido, a veces la vida nos lleva a pensar más por los nuestros que por nosotros… como te digo, hay veces que la vida decide por nosotros… pero lo malo de todoe esto es que parte del juego de este señor es sacarnos a toooodos los que molestemos en sus planes (politicos, profesionales, opocision) ya sea en exilio o por carcel y lastimosamente ninguna de ellas ayuda a salir de este señor. Imaginate, si peleando toodos los dias en Venezuela NO TE PARAN, imaginate en un pais donde ERES EXTRANJERO… y por lo general… fuera de tus fronteras no eres considerado NI SIQUIERA ciudadano de 4ta. ¿Por que irse? Por la inseguridad fisica, politica, economica, etc… ¿Por que quedarse? Porque aunque suene raro, no tengo nada que buscar fuera, este es mi pais, mi casa, mi familia, mi trabajo, mi todo y la UNICA forma que yo me vaya es que todo esto se vaya primero… me imagino que algo asi te paso a ti… si todos se van ¿para que me quedo? Nunca he vivido largas temporadas en otro país debe ser por eso que no me imagino levantarme una mañana y no ver El Avila… Existen otros que por no pelear, de hecho ni siquiera votaron y menos marcharon, PERO COMO CRITICARON, usan como excusa la situacion para irse. Existen casos de casos. No te lo tomes como algo personal, seguro el autor se referia a estos ultimos y no a gente que como a ti, los petroleros, periodistas, politicos, la vida los llevo a la nada facil decision de deajr todo y cambiar de horizonte. Igual, ya que estas afuera, no dejes que todos piensen que esto no va a una dictadura, hablales de Simonovis, lospresos politicos, atrpellos a periodistas y televisoras y todo aquel que se le oponga a estos seres. Al final, ojala puedas volver aca, a tu casa, tu pais y te sientas comoda y no te vayas nunca mas… Gente que quira aportar para volver hace falta!

    Saludos y vuelve pronto

  4. Chile Veloz dijo:

    COMO DIGO EN MI ESCRITO… NO SOYQUIEN PARA DAR CONSEJOS….LO QUE SI ESTÁ CLARO ES QUE LOS QUE HEMOS ASISTIDO A LAS JUNTAS DE CONDOMINIO, LAMENTABLEMENTE, SIEMPRE HEMOS SIDO SUPERADOS EN NÚMERO POR LOS QUE NO ASISTEN…POR EJEMPLO…LOS MAL LLAMADOS…»NINI»…SI SUMAS LOS QUE HEMOS IDO Y SUMAS LOS «NINI», TE DARÍAS CUENTA QUE SIEMPRE HUBIERAMOS GANADO….PERO…COMO YA DIJE…NO SOY QUIEN PARA DAR CONSEJOS.. DE TODAS FORMAS GRACIAS POR SUS COMENTARIOS…

  5. leoner ramos dijo:

    A Chile, a todos: vamos a estar claros en que esa demolición del país no fue culpa de Caldera, de Carlos Andrés ni de Luis Herrera. Para refrescarles la memoria política, déjenme decirles que todos los llamados «tipos con conciencia» de los años setenta y ochenta, hasta la llegada de Chávez se dedicaron a una perfecta coña contra las realizaciones de la democracia. Era fácil andarse de beca en beca, de canonjía en canonjía, despotricando contra lo poco bien hecho. Sobre todo esos «tipos de conciencia» dueños de la opinión nacional a quienes nadie podía contradecirlos ya que lo exponían al escarnio. Ah, y los de la joda permanente. Aquellos que no vacilaban en caricaturizar a los que ya mencioné. Recuerdo que fueron los primeros en celebrar la aparición del tipo de la gorra. ¡es que lo pedían a gritos!…Que si este era un paísito del tercer mundo…que anda tu a ver cómo son de arrrechisimos los europeos…que en Venezuela somos machistas y les pegamos a las mujeres al mayor y al detal…que los franceses si que son cultos, y miren a estos pobres sudacas chorrerando ignorancia…muchos de los que lloran ahora por la nefganda presencia de este gobierno también contribuyeron aceradamente a demoler la autoestima. Entonces, Chile, aquí no se trata de metáforas de condominios ni de panaderías burdas lamiéndose las heridas. El asunto es de una envergadura política y social no merecedora de fábulas al estilo moralizante de Fontaine. Creo que tu me entiendes. Tu y los otros. En el fondo estamos de acuerdo, pero, a ver si aceptamos que fuimos cohonestadores del quilombo. Bueno, yo nunca creí en esas «promesas de cumbiambera» del actual desfachatador.

  6. jorge dijo:

    chile un saludo hermano estoy extrañado : porque rayos no stas en wikipedia? si tu eres un valor de este pais? no entiendo ………………. trato pero no entiendo……………..

  7. Marisela dijo:

    Hola Hombre…como estas??
    Me encanta poder saludarte desde tierras lejanas.Ya hace algun tiempo que no tenemos contacto y es por eso. Leo tus lineas y quiero decirte tantas cosas, entre ellas que si, definitivamente el miedo es libre y luego de ser secuestrada, agredida y asaltada tuve el mayor de los miedos que jamas había tenido, temí por mis hijos, el trauma en mi familia despues de lo que me ocurrió fue enorme, nos es facil explicarlo y tampoco entenderlo. Vote y sigo votando y marché desde la primera marcha convocada por la oposición el 23 de enero del 2000, tragué bastante humo y me convertí practicamente en una guerrillera en mi comunidad cerrando calles y lanzando piedras. me fui porque tengo la capacidad de ofrecerle a mis hijos bienestar, paz y una buena educación. Es mi desición y se que muchísima gente piensa como tu, no te critico solo pido lo mismo.
    Te quiero mucho y que Dios te bendiga.

  8. Jose dijo:

    En mi opinión, todos los que comentan aquí, incluido Chile, tienen razón, yo pienso que cada quien decide que es lo mejor para su familia, aunque acierte o se equivoque.
    Desde el momento en que mi esposa salió embarazada de nuestra hija, quien me trae de cabeza desde que la vi en el ecosonograma, tomamos la nunca fácil decisión de irnos del país. Fue un largo proceso que nos llevó 4 años. En Julio de 2009 al hacer escala en Toronto nos convertimos en residentes permanentes de Canadá. Hoy vivimos cerca de Vancouver, mi hija habla inglés, tiene muchos amiguitos, comenzó su kindergarten y tiene mil lugares donde divertirse. Yo la observo y siento que aunque sus raíces son venezolanas, ella pertenece aquí. Mis padres y todos mis hermanos están en Venezuela con sus familias. Ya uno de ellos, con su esposa e hijos, nos visitó y ¿que creen?, les encantó lo que vieron.
    Mi esposa y yo tambien tragamos bastante humo, marchamos, firmamos y recontra firmamos, votamos en todas las oportunidades que tuvimos, pero cuando se tiene una hija ya nada es tan «simple». Solo quieres lo mejor para ella y si lo mejor no está en un lugar (por mucho que lo adores y luches por él), y tienes aunque sea una mínima oportunidad de dárselo en otro lugar, que así sea. Por nuestra hija y un próximo hijo que esperamos encargar pronto (Dios mediante), vale la pena.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s