Placeres UNA GUÍA CARIÑOSA PARA UNA CIUDAD ACOSADA

climax-caracas-sabores

Propuestas indispensables para conocer esta ciudad

Soy caraqueño de Catia  a Petare, de La Pastora a El Valle, de El Prado de María a Sebucán. Los caraqueños no somos sólo los que nacimos en esta ciudad protegida por el majestuoso Ávila, sino todos aquellos que la habitan y la aman, así hayan venido de cualquier parte del planeta Tierra. Caracas es un asunto amoroso, una pasión enraizadora, casi un salto al vacío. Sólo el amor puede justificar este sentido de pertenencia un sitio que sobrevive a pesar del deterioro constante y sistemático de la ciudad. Amo a Caracas pero no soy un acólito mecánico de esta ciudad hostigada y castigada por sus autoridades y sus ciudadanos. Tal vez por ello encontré en la Clímax Caracas Sabores una lectura cómplice de lo que este hermoso valle nos depara a sus moradores. Sobre todo porque lo hace a través de los lugares donde encontramos los sabores, aromas y placeres de su gastronomía. Grandes rastaurantes al lado de pequeños tarantines que se esparcen por las páginas de una guía urbana que se define a través de  “propuestas indispensables para conocer esta ciudad”. Es una lectura, es un viaje, es un gozo. No se la pierdan.

En realidad, no se trata de otra guía de restaurantes caraqueños. Escrita por el abogado y productor cinematográfico Pedro Mezquita y producida por la editora Paula Quinteros, Clímax Caracas Sabores se presenta —en su tercera edición, ampliada y corregida— como una recopilación de reseñas breves pero muy conocedoras de los lugares donde podemos paladears sus placeres. Areperas, tascas, pizzerías y cafés conviven al ladeo de los grandes restaurantes franceses, españoles, italianos, libaneses, portugueses venezolanos y de las propuestas de la cocina contemporánea. Un poco más allá se encuentra alguna pescadería muy especial o una chocolatería que sorprende a todos. Lo mejor de la guía no reside sólo en la valoración personal que hace Mezquita de cada local —lo cual ya es importante— sino en el hallazgo de nuevos lugares del goce de las papilas o la recuperación de ciertos lugares emblemáticos de la ciudad. Todo esto contado desde la perspectiva de la primera persona en singular, lo cual le confiere un tono íntimo e intrasferible. De varias maneras, estas “propuestas indispensables” conforman la bitácora personal de Pedro Mezquita en una ciudad acosada por el olvido y la negligencia que reclama un poco de cariño de sus moradores.

La guía recorre casi toda la ciudad donde es posible encontrar sus sabores. No se limita a La Candelaria, Las Mercedes, Los Palos Grandes o cualquiera de las tradicionales zonas de restaurantes, sino que amplía sus visiones hacia áreas olvidadas por los habituales de la movida gastronómica. El Centro, El Paraíso, Bello Monte, Los Chaguarameos, Santa Mónica, la avenida Victoria, Baruta. La Boyera o San Bernardino abren sus ofertas de sabores al lector. Es así como se reseñan el tradicional Centro Vasco de Caracas en El Paraiso, el excelente Café Casa Veroes en el Centro, la tradición de El Cubanito en Los Chaguaramos o las delicias de Pastelería Zaki (Kasher) en San Bernardino. También están la muy concurrida Calle del Hambre de Baruta, el descubrimiento del portugués Maracacuay Grille en esa remota urbanización,  o el cálido El Pescado de la avenida Victoria. No podía faltar el sorprendente Mercado Chino de El Bosque, el hogareño Almazara en Chacao o la seductora Pastelería Saint Tropez en La Florida. Y así muchos sitios más. También los nuevos restaurantes formales o las tendencias en boga. Toda una oferta de lugares donde entontrar los sabores de la ciudad.

Clímax Caracas Sabores no es una guía para gastrónomos sino un mapa personal de las delicias que Caracas ofrece a quines la amamos y habitamos. Es un instrumento para disfrutarla, para comparar nuestras opiniones con las de Mezquita, para coincidir o disentir, para sentir más la ciudad y para apropiarnos de ella, con cariño y emoción. Eso se agradece.

CLÍMAX CARACAS SABORES. Una selección de lo mejor de Caracas a cargo de Pedro Mezquita. Editora: Paula Quinteros. Edición: Cynthia Rodríguez. Dirección de arte: Coromoto Díaz. Producción: Ana Mercedes Alexandre. Caracas, 2008.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Placeres UNA GUÍA CARIÑOSA PARA UNA CIUDAD ACOSADA

  1. Es maravillosa. Realmente recomendable. Las reseñas de Pedro están llenas de detalles que hacen de cada sitio algo muy especial.
    Una guía hecha con amor por nuestra adolorida ciudad y para que todos los que la amamos tengamos una razón más para disfrutarla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s