Cine UNA CASA, DOS PERSONAJES, UN PAÍS

Macondo 1

Miguel Otero Silva y María Teresa Castillo, los protagonistas de una leyenda

La magia del cine rescata la memoria de una casa que marcó cuatro décadas de la vida cultural venezolana. Eso es Macondo, el documental de Margarita Cadenas que recuerda el esplendor de la residencia que habitaron, abrieron y compartieron Miguel Otero Silva y María Teresa Castillo en esa muy caraqueña urbanización denominada Sebucán. Allì se dieron cita escritores, dirigentes políticos, artistas plásticos, dramaturgos, empresarios, cineastas y académicos de toda índole en un espacio que devino en centro de reuniones culturales y políticas. Una casa que adquirió su nombre como homenaje a García Márquez. un lugar mágico y realista a la vez. Macondo era más que una casa. era «…un estado de ánimo» como dijo el propio Gabo. Pero Macondo ya no existe. Fue derruida hace poco. Sólo quedan las imágenes de sus múltiples y heterogéneos moradores para que no se pierdan en el olvido. En especial, la de sus fundadores. Un film conmovedor e incisivo que abre preguntas y busca respuestas.

A lo largo de una hora, el documental de Cadenas reconstruye el nacimiento, el desarrollo y la muerte de la residencia emblemática de los Otero Castillo, a través del propio registro gráfico de la familia, de los archivos de El Nacional y el Ateneo de Caracas y de los archivos personales de Carmen Ramia y Soledad Mendoza. En contraste, existe poco material audiovisual, aunque el aporte de la empresa Cine Archivo Bolívar Films es invalorable a la hora de recrear el ambiente y su entorno.  Esta ausencia parcial de materia audiovisual fue compensado en el tratamiento que cadenas impuso a su film. A esa casa se accede a través de las personas que allí estuvieron. Figuras de la política y la cultura, de Venezuela y América Latina. constituyen los refrentes esenciales del alma de ese espacio mágico. Los testimonios de Luis Alberto Crespo, Margot Benacerraf, Rodolfo Izaguirre, Teodoro Petkoff, Franco Rubartelli, Soledad Mendoza, Luis Pastori y Tulio Hernández complementan las expresiones de Miguel Henrique y Mariana Otero y de la nieta de los ilustres creadores de Macondo. De esta manera se edifica el discurso sobre el sitio que frecuentaron Neruda, Asturias, García Márquez, Cortázar, Guayasamín y otras personalidades de la creación latinoamericana.

Macondo se construye como un relato lineal conducido por la voz de Alejo Felipe e intervenido por las entrevistas de estos personajes. Cada cual comparte sus anécdotas, manifiesta sus alegrías y sus pesares, intenta comprender su significado, ubica sus propias experiencias. La cantidad de material gráfico permite aprehender la dimensión desbordante de la vida cultural, política y casi pública de esa casa. Pero lo más importantes es que expresa la postura vital de sus creadores. A través de ese espacio podemos apreciar la calidad humana de María Teresa Castillo y el empuje incesante de Miguel Otero Silva, en esencia dos precursores de muchas cosas: la política y la literatura del siglo XX, la cultura y la comunicación, la lucha por los derechos de la mujer y por la democracia, la fundación de El Nacional y el Ateneo de Caracas,  la creación y organización del Festival Internacional de Teatro de Caracas, entre otras causas. Gente que dejó obra y marcó huella. Esa condición de María Teresa Castillo y Miguel Otero Silva se siente en la película. Es un verdadero homenaje a estos pioneros del siglo XX venezolano. El espectado abandona la sala pensativo, emocionado, con la idea de haber conocido un casa, dos personajes y un país.

El valor fundamental del documental de Cadenas reside en su carácter de registro histórico de una casa que cumplió su ciclo de vida y sólo permanece en la memoria de quienes la visitaron y conocieron. Es una forma de mantener el recuerdo de un lugar que muchos jóvenes —la mayoría— ni siquiera saben que existió. amucha gente le parece soprprendente la cantidad de actividades y aportes a la política y la cultura que se gestaron allí. Las imágenes de la retroexcavadoras, tomadas por la propia Cadenas desde su residencia vecina a Macondo, expresan el drama de la destrucción de un espacio emblemático que nadie pudo salvar. Como tantas veces ha sucedido en Venezuela con sus emblemas históricos y sociales. Al final queda en el aire la pregunta «¿por qué permitieron que Macondo se acabara?» Nadie responde de manera determinante pero todos expresan su tristeza. Tal vez la película debió concluir cuando Carmen Ramia se lleva las manos a las sienes y afirma «Macondo está aquí».

MACONDO, Venezuela, 2009. Dirección, guión y producción: Margarita Cadenas. Edición y musicalización: Poum Domínguez Blanco. Diseño gráfico: Darwin Abreu. Forografía: Jackson Elizondo. Asistente de dirección y  producción: Irene Abreu. Voz que relata: Alejo Felipe. Con materiales de los archivos de El Nacional, Ateneo De Caracas, Carmen Ramia, Soledad Mendoza, María Antonia González Arnal y Cine Archivo B.F y  Cinesa.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s