Cine MANIPULAR EL TIEMPO, ENCONTRAR LA BELLEZA

Cashback 3

En "Cashback" un chico artista busca la belleza y el amor

Con cierto retraso llega a nuestras pantallas Belleza invaluable, título en español que le han dado por estas tierras a Cashback, ópera prima del director inglés Sean Ellis que se estrenó en 2006, con buenos resultados de crítica. Pero, además, es conveniente advertir que esta película tuvo su origen en un cortometraje del mismo título y del mismo realizador que en 2004 logró una postulación al Oscar como mejor film breve. La acogida que tuvo el corto impulsó al cineasta a desarrollar su historia hasta convertirla en esta elegía sobre el arte, el erotismo y el placer que brinda la belleza. Su personaje central es un muchacho tímido que encuentra la manera de satisfacer sus sueños estéticos un tanto ingenuos pero también cargados de sensualidad.

Esta forma de entregarse a la admiración de la belleza trastoca la vida cotidiana de un chico introvertido y sensible —trabaja en el turno nocturno de un supermercado porque padece de insomnio desde que su novia lo dejó— llamado Ben Willis, quien observa la belleza de lo cotidiano para después expresarla a través de sus dibujos. Lo curioso del asunto es que el muchacho tiene la capacidad de detener el tiempo —en la realidad o en la imaginación, qué importa— para paralizar la vida. Así puede observar a las personas para luego llevarlas al papel. Detalla los puntos más ocultos de sus compañeros de trabajo. Desnuda a una compradora para dibujar su feminidad. Observa con curiosidad lo que el cada día no le permite descubrir. Detener el tiempo y manipular la realidad ha sido uno de los sueños más preciados de la humanidad, una forma de alterar el curso de la historia. En este caso se trata de cambiar la vida de alguien obsesionado con la belleza desde el punto de vista del arte. Por añadidura, el film contrasta el mundo de lo individual, en este caso Ben, con el entorno que no lo acepta como es. Ellis expresa una mirada crítica sobre la cotidianidad frente al anhelo creador de un muchacho que se resiste a integrarse al mundo de la mediocridad.

Es una historia de hallazgos adolescentes que se inscribe en el campo del erotismo pero también en el proceso de madurez que todo joven experimenta. Sean Ellis pudo haber hecho una comedia comercial sobre las peripecias sexuales de un debutante, como hay tantas películas, pero prefirió elaborar una trama llena de referentes íntimos, personales e indelebles. Al principio pareciera que esta película inglesa tomaría el rumbo de muchas comedias estadounidenses pero en poco tiempo marca sus diferencias y tiende a consolidarse. Hay una anécdota que narra las conductas de la gente del supermercado como un microcosmos de la sociedad: los gerentes, las consumidoras, las cajeras, los empleados del almacén, los que atienden al público. Son seres humanos con sus pequeños problemas y sus frustraciones, ambiciones… o resignaciones. En el fondo, de lo que trata la película es de la búsqueda del amor, de la afectividad entendida de muchas maneras y del encuentro de una relación diferente.  Ben se olvida de Suzy y encuentra a Sharon y su mejor homenaje a la amada es el dibujo de su nueva inspiración. El arte, la sensualidad, el amor, la belleza, los sentimientos se conjugan en una obra que se aleja de lo convencional y se levanta desde su propia obsesión por la vida. En este caso destacan la actuación de Sean Biggerstaff, como Ben Willis, al lado de Emilia Fox, Shaun Evans, Michelle Ryan, Stuart Goodwin y Michael Dixon, todos desconocidos fuera del reino Unido.

Lo que plantea Belleza invaluable en eso: el homenaje a algo que no se puede tasar, que no tiene precio, que no se puede comprar. Es el placer de encontrar la belleza allí, en la nariz de una chica, en la idiotez de unos compañeros de trabajo, en el gesto de una mujer con una vida complicada.

BELLEZA INVALUABLE (“Cashback”) Reino Unido, 2006. Dirección y guión: Sean Ellis. Fotografía: Angus Hudson. Montaje: Scott Thomas y Carlos Domeque. Música: Guy Farley. Elenco: Sean Biggerstaff, Emilia Fox, Shaun Evans, Michelle Ryan, Stuart Goodwin, Michael Dixon, Michael Lambourne, Marc Pickering, Nick Hancock, entre otros. Distribución: Cinematográfica Blancica.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cine MANIPULAR EL TIEMPO, ENCONTRAR LA BELLEZA

  1. bydiox dijo:

    Vi la película hace algo más de un año y la verdad es que me gustó mucho. Fue un gran descubrimiento de algo que no esperaba que fuera a mucho más. Altamente recomendable 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s