Alexis Márquez ¡A VOTAR!

Yo comprendo la actitud de quienes se niegan a votar en las elecciones porque lo consideran inútil, dado que en caso de verse derrotado el chavismo acudirá al fraude, o, en el supuesto de triunfar la oposición, Chávez se valdrá de sus artimañas para anular ese triunfo. Es una posición equivocada, pero tiene algún sentido.

Lo que no entiendo es la de los llamados “ni-ni”, que no siendo chavistas, tampoco se sienten de oposición, porque desconfían de quienes  supuestamente la representan. Es una actitud irresponsable, pues su rechazo del  chavismo estriba en la convicción de que Chávez es  un pésimo gobernante y su política hunde cada vez  más al país, pero no hacen nada para salir de él. Sin percatarse de que los desacuerdos con la llamada oposición sólo pueden resolverse una vez salidos de Chávez y del chavismo.

Tampoco entiendo la actitud de los ex chavistas  que pretenden montar tienda aparte, adoptando una tercera posición que sólo sirve para debilitar a la oposición, favoreciendo al chavismo que dicen repudiar. Igual en este caso los disidentes tendrían que practicar su política tercerista una vez Chávez y el chavismo fuera del gobierno.

Si algo tengo claro es que, por ahora, la única  arma que tenemos los demócratas contra el chavismo es el voto, aun con los riesgos de fraude. Muchos hablan de resistencia civil, pero nadie dice cómo  puede hacerse. De suerte que renunciar al voto supone, aunque no sea ese el propósito, quedarse de brazos cruzados.

Acudir a votar el 26 de setiembre supone algunos logros. En primer lugar está la posibilidad, muy factible, de obtener mayoría en la Asamblea Nacional, con el consiguiente descalabro de Chávez y del chavismo. En segundo lugar, un triunfo de la oposición obligaría a Chávez al fraude, lo cual   acrecería su desprestigio nacional e internacional, con el consiguiente debilitamiento de su figura de gobernante. Lo mismo ocurriría si, en lugar del fraude, Chávez optase por sus artimañas para anular el posible triunfo de la oposición y compensar la pérdida por él del control de la Asamblea.

En última instancia, no por última menos  importante, concurrir a las elecciones de setiembre  nos permitirá contarnos de nuevo, y con toda seguridad se constatará un incremento importante, aun sin ser mayoría, de la votación  oposicionista.

No olvidemos que en política nada se pierde, todo se acumula, triunfos y derrotas por igual, y esa acumulación será la determinante del futuro.

De modo que hoy la consigna es “¡A votar todos el 26 de setiembre!”.


Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Alexis Márquez ¡A VOTAR!

  1. leoner ramos dijo:

    bien pensado y dicho profesor.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s