Rarezas en dvd VIAJE AL FONDO DE SÍ MISMO

Un muchacho busca a su padre con la ayuda de alguien que lo ama.

Hace algunos años, en el marco del Festival de Cine Independiente de EE UU, se anunciaba Transamérica —un pequeño y curioso film dirigido por el debutante Duncan Trucker— que ha demostrado ser una de las más placenteras revelaciones de la producción norteamericana, gracias una atinada mezcla de humor agridulce con una irónica corrección política y una buena cantidad de sentimientos, elementos utilizados aquí con parsimonia, inteligencia y eficacia, sin el espasmódico recurso de la lágrima facilota y de los suspiros inadecuados. Ya entenderán por qué les digo esto. Aunque se anunció su estreno, al final  no obtuvo distribución comercial en Venezuela. Pero pueden conseguirla en video doméstico. Vale la pena buscarla.

En Transamérica todo, o casi todo, gira alrededor de Bree, un hombre maduro y transexual que está a punto de enfrentar la operación quirúrgica que lo convertirá definitivamente en mujer. A una semana de este gran paso recibe una llamada telefónica de la policía de Nueva York que le cambiará irremediablemente la vida. Se entera que es padre de Toby, un adolescente de diecisiete años, fruto de una extraña relación heterosexual ocurrida en sus tiempos universitarios. Bree, ante la amenaza de su psicoterapeuta de no firmar la autorización de la operación —en el caso de no haber afrontado este “aspecto” de su pasado— es obligado a partir hasta Nueva York para ayudar al joven, quien se encuentra en la cárcel a causa de tráfico de drogas. Sin tener el coraje necesario para confesar a su hijo que él ese padre que el chico ha estado buscando, se hace pasar por una misionera cristiana. En vista que Toby está decidido a viajar a Los Ángeles en busca de aquel padre que no ha conocido, Bree se ofrece para acompañarlo, manipulando secretamente el encuentro con el muchacho. Inicia así una divertida y desconcertante road movie que contará el peregrinaje de los dos personajes a través de una Norteamérica profunda y veraz, con extrañas experiencias gracias a las cuales cada cual logra acceder a una plena aceptación del otro y, sobre todo, de sí mismos.

A diferencia de cuanto pueda sugerir la lectura de su trama, Transamérica no es una película estructurada únicamente con la intención de turbar o provocar al espectador, con un tratamiento morboso de la temática transexual y homosexual. El hecho que Bree sea un transexual, aspecto que seguramente contribuye a darle más interés a la historia, no representa el punto central de la anécdota. La película es una comedia como tantas otras, en la cual un padre y un hijo, emblemas de dos universos similares más allá de la contraposición de hábitos y sueños sólo en apariencia diferentes, se embarcan en un viaje catártico, en pos de un conocimiento recíproco y de un mínimo equilibrio familiar. Desde la visión de la “normalidad” de una historia en torno de personajes “anormales” representa uno de los puntos de fuerza del film que no resulta casi trasgresor.

Tucker demuestra una notable habilidad para pasar de un registro fuertemente dramático a uno puramente cómico y viceversa, sin perder la credibilidad en el manejo de las situaciones y los personajes. Ha estado seguramente ayudado por una Felicity Huffman (una de las “esposas desesperadas” de la serie de televisión) que le otorga fuerza al personaje de Bree (por el cual ganó un Globo de Oro), metamorfoseada en una realidad a la cual, sobre todo para una actriz, es siempre más difícil que para un intérprete masculino. Huffman conmueve y divierte, haciendo reflexionar al espectador sobre el difícil binomio de padre e hijo, aunque su dificultad se encuentra en su condición de transexual ante una nueva y plena afirmación sexual y psicológica. Todo sin recorrer el camino de la lástima. Muy buena también el trabajo actoral del joven Kevin Zegers, capaz de expresar con naturaleza y convicción un papel poco sencillo de interpretar

TRANSAMÉRICA (“Transamerica”), EE UU, 2005. Dirección y guión: Duncan Tucker. Fotografía: Stephen Kazmierski. Montaje: Pam Wise. Música: David Mansfield. Elenco: Felicity Huffman, Kevin Zegers, Fionnula Flanagan, Elizabeth Peña, entre otros. Distribuye: Cinematográfica Blancica.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rarezas en dvd VIAJE AL FONDO DE SÍ MISMO

  1. Elena B. dijo:

    Excelente película. La actuación de Felicity Huffman es extraordinaria y me pareció sumamente interesante conocer el dilema de una persona transexual, un tema poco tocado en los medios. Altamente recomendable.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s