Gerver Torres PARADOJAS PETROLERAS

La revolución bolivariana está abarrotada de contradicciones y paradojas en todas las dimensiones que uno explore. Una de esas dimensiones es la petrolera. Veamos cinco de esas paradojas. Primera. Que la revolución necesita que la economía capitalista mundial se expanda y fortalezca para que se mantengan y aumenten la demanda  y los precios del petróleo y así poder seguir financiándose. Es una paradoja increíble: que el gobierno revolucionario necesite que su supuesto enemigo siga creciendo para poderse él mantener en pie.

La segunda paradoja es que para asegurarse el mejor precio posible en los mercados internacionales, el gobierno “anticapitalista” debe hacerse parte de un cartel, el de la OPEP,  una práctica propia del capitalismo más salvaje; ese que la revolución más cuestiona. El gobierno practica a nivel planetario aquello que condena tan vigorosamente en su discurso.

La tercera contradicción, es que mientras más asegura su viabilidad económica con precios altos del petróleo,  más empobrece a los  países más pobres del mundo,  a los cuales vive permanentemente declarándole su solidaridad. Los altos precios del petróleo afectan desproporcionadamente a los países más pobres.

La cuarta contradicción es que el cliente más importante del petróleo que vendemos son los Estados Unidos, el principal enemigo de la revolución. Los Estados Unidos están además envueltos en dos guerras que la revolución bolivariana condena y para las cuales  el petróleo es un combustible fundamental.

La quinta contradicción es que la revolución bolivariana ha incrementado al máximo nuestra dependencia del petróleo. Nos hemos vuelto puro petróleo. Los años que van del 2006 al 2009 están entre los de mayor dependencia petrolera que el país haya experimentado en su historia. La revolución que supuestamente buscaba diversificar la economía, nos ha hecho más mono exportadores, más mono dependientes. Todo en nombre de la revolución.

gerver@liderazgoyvision.org

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s