Leonardo Rodríguez UN PAÍS BAJO LA INFLUENCIA

En su imitación carismática del pueblo, Hugo Chávez ha encontrado un tesoro mezquino: la pasión por el estigma, desde hace rato, rasgo principal de su retórica. Venezuela es un país bajo la influencia, ese eufemismo irónico de John Cassavetes para locura. La influencia es, claro está, su influencia, política, lingüística y hasta literaria. Su género, tan nuestro, es el de la novela histórica, una en la que las grandes frases de rigor son consignas y los personajes, fantoches ideológicos; una edificante farsa hiperrealista donde la tolerancia ha sido relegada a vicio privado y el escarnio convertido en moneda moral. Chávez, es cierto, ha imaginado al país como una pintura que sólo él podía completar. Ese país, empero, comenzó para él como una página: su primera obra de consecuencia fue encontrar un adjetivo. El atribulado Yo de la nación necesitaba un apellido o sobrenombre, acaso un pseudónimo. Cada venezolano pasó a ser constitucionalmente bolivariano.

Ese atropello constitucional fue una declaración. Venezuela es ahora un país de bandos y bandas. En lo político, la identificación con algún grupo es prioritaria al razonamiento, limitando o posponiendo o imposibilitando toda discusión, ya no digamos cualquier acuerdo. Triunfo del cinismo prepotente, de la rigidez y de la adhesión incondicional. No tanto el llamado de la selva sino de la secta. A falta de diálogo, importa el bando, no las ideas ni las palabras, mucho menos la realidad.

En sus caricaturas del “período bolivariano”, Pedro León Zapata hace acompañar a ciertos hombrecillos poderosos —cola de burro y alta frente— por un enjambre de moscas. ¿Se acercan a la rancia lumbre de las charreteras, a la billetera corrupta o a la lengua obtusa? En otra viñeta, Zapata hace decir a un Andrés Bello por fin irónico: “Ahora en Venezuela las únicas vocales parecen ser Uh, Ah”. La hache posvocálica aquí no es muda.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s