Gerver Torres CAOS PRODUCTIVO

Estimado lector, imagine por un momento una empresa manufacturera ubicada en el Estado Lara, cuyas semanas transcurren más o menos de la siguiente manera: el lunes, “se le va la luz”  por cuatro horas, hasta la 1 pm. El martes, la planta se paraliza a las 11 am porque se le agota totalmente el inventario de una materia prima, cuyo suplidor dice que no ha recibido “todavía” los dólares de Cadivi para importarla. El miércoles, todo el personal está conmocionado porque un compañero de trabajo ha sido asesinado la noche anterior, para robarlo. El episodio agrava un clima de angustia y dolor porque el gerente de mercadeo lleva un mes secuestrado sin que se tengan noticias suyas. El jueves,  la empresa recibe una prolongada y nutrida visita de funcionarios de diferentes organismos públicos, quienes buscan indicios de acaparamiento, especulación  y todo tipo de posibles irregularidades. El viernes, los propietarios y empleados oyen atónitos al Presidente de la Republica, cuando en cadena nacional, señala que los terrenos en los cuales se encuentra la empresa podrían ser expropiados. ¿Cuál será la productividad de esa empresa; es decir, el rendimiento de los equipos y de su personal? ¿Cuál será su nivel de competitividad, es decir, su capacidad para competir con productos importados o de exportar? Más aun, ¿cuál será su capacidad de sobrevivencia? En medio de la barramunda de cosas en las cuales se encuentra hundido el país, hay procesos muy relevantes que están pasando sin discusión. Uno de ellos es el enorme deterioro que está padeciendo la productividad de la economía venezolana en la actualidad. No solamente es que estamos produciendo cada día menos, sino que además estamos produciendo de manera cada vez más ineficiente. O sea, nos cuesta cada vez más producir lo poco que estamos produciendo. Se limitan así las posibilidades de que aumenten los salarios, el ingreso y el bienestar de los venezolanos.

gerver@liderazgoyvision.org

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s