Felipe Valdivieso LAS COSAS SE MUEVEN… RÁPIDO

Leídas varias reseñas de la película de David Fincher “La red social” y disfrutado enormemente su visión, seguidamente comento algunos aspectos puntuales que pudieran ser de interés y utilidad para los lectores.
  1. Velocidad: Desde la escena inicial y a lo largo de todo el filme, la fluidez, dinamismo y rapidez de todo cuanto ocurre en la ficción cinematográfica expone al espectador al ritmo de un segmento del hombre de hoy, y de mañana: Vertiginoso. Los jóvenes van a esas velocidades en sus ideas, conversaciones, twitts y afines. Su hablar concentrado y veloz es el estándar y a la vez ariete diferenciador. Quien corre esas olas avanza; quien no, queda para el segundo puesto.
  2. “Primer Mundo” versus todo lo demás: las imágenes de la vida universitaria en Harvard golpean a un tercermundista. La distancia entre primer y tercer mundo es sideral y milenario. Prácticamente no hay forma de acercarse a ellos, y es inevitable que ese país y algunos otros cercanos en nivel sean los marcadores y dominadores de esta época. Lo anterior no desconoce por supuesto al menos algunos de los elementos de la contracara del éxito de ese primer mundo pero la potencia creadora de las condiciones en esos medios de primer nivel explica tantas diferencias y distancias.
  3. Creatividad y reacción en cadena: casi es irrelevante el porqué se da el primer paso de una innovación que revoluciona de manera importante la vida de la gente, aunque sí importan y mucho, las condiciones que hacen posible esos saltos de cualidad. Un joven casi común, motivado por lo que sea, inicia un cambio y se monta en éste, lo potencia y acompaña hasta su cenit. ¡Cuántas buenas ideas no se desarrollan por falta de medio adecuado; cuántos buenos inicios languidecen por falta de empuje, inteligencia y capacidad de interpretación bien enfocada! Y de entornos favorables al progreso.
  4. Personajes, actuación: creíbles y coherentes —en la semi ficción— el protagonista y secundarios. Son personajes muy bien escritos y mejor interpretados por los actores. Un verdadero placer. Iniciar el dibujo de los personajes a partir de la realidad primero y de un libro luego eventualmente facilita la escritura, pero ello no resta mérito al trabajo bien hecho y el haber eludido tantas tentaciones de inferior nivel. Y las actuaciones, un placer para el espectador, totalmente consistentes.
  5. Estética: Numerosas escenas de gran valor y poder visual se obsequian al público a lo largo del filme; al final el espectador exclama ¡qué fabulosa dirección de arte y de fotografía! Qué regalo para la vista y para la inteligencia!
  6. Música: se nota la presencia del director desde el inicio del filme, cuando secuencias anodinas y sin mayor función que la de dar a conocer las coordenadas de lo que viene —tiempo, lugar, personajes— son ¿acompañadas? por música que no se corresponde con las imágenes puesto que genera tensión, casi misterio o amenaza de drama. Luego, en el desarrollo de la película, la música irrumpe muchas veces adquiriendo valor protagónico. A veces anticipando, otras veces acompañando la esencia dramática de la escena. Muy notable y, de nuevo, un placer para el público.
  7. Narrativa: Como es común hoy en día, el relato no es secuencial ni directamente causal. Diferentes personajes —cada uno con su propio punto de vista—, distintas líneas narrativas basadas en tiempos no cronológicos —algunas en presente de la acción, otras en rememoración explicativa— exigen al público especial esfuerzo de integración de contenidos. Habrá espectadores más rápidos que siguen sin dificultad los cambios de narrador y tiempo, así como habrá otros tantos —los menos jóvenes— que tendrán que correr para perder lo menos posible.
  8. Diálogos: casi todos ellos con varias capas de significaciones, algunas explícitas, otras de contexto; no faltan los de confusión intencional, los que muestran el talento e inteligencia de los personajes. En no pequeña medida, el relato dramático avanza sobre los diálogos cuyas consecuencias se muestran al momento o después, en acciones y circunstancias. Ingeniosos, inteligentes, complejos.
  9. Alfa y omega: es de mencionar como elemento de valor, que la película empiece y termine con una situación de pareja —ruptura y súplica— lo que se entiende como la puntada inicial y final de un hermoso tejido hecho con arte y con oficio.
  10. Taquilla: la película costó la módica suma de 40 o 50 millones de dólares —según la fuente— y ha recaudado desde el 1 de octubre al 2 de diciembre, 180,7 millones de dólares, mitad y mitad entre Estados Unidos y el resto del mundo. La primera semana se exhibió en 2.771 salas de cine en EEUU, reducidas en la última semana de estas cifras, a 291 salas. Esto da una fugaz mirada a la potencia y competitividad del autofinanciado cine estadounidense.
  11. Premios: la Asociación de Críticos de Cine de EEUU, de entremedio de 250 filmes, ha concedido cuatro premios a la cinta: mejor película, mejor Director, mejor actor protagonista, mejor guión adaptado.
  12. En resumen: película ampliamente recomendable. Expresa en imagen un hecho social relevante del que terabytes han sido escritos. Probablemente en el futuro, esta película se tome como hito referencial de una inflexión en la era internet.
Así pues, apaguen sus celulares, agudicen su atención, sigan el ritmo aún si se pierden un poco en la vorágine, y… !disfruten la función!

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s