Gabriela Valdivieso Piersanti TRON, EL LEGADO: AL CINE Y AL HOMBRE

«Change the scheme! Alter the mood!

Electrify the boys and girls if you’d be so kind»

Cita del personaje Castor.

Cubierto de efectos fluorescentes llega a nosotros una muestra más de que el séptimo arte es trascendente e infinito. La segunda entrega de Tron goza del mérito de contadas cintas: entregar la materialización del potencial de un género cinematográfico, en este caso de acción. Esa es la sorpresa —aplauso 1—: el espectador encuentra la estimulación esperada compuesta de peleas y explosiones, pero capta otros elementos igual o más estimulantes.

Tron: el legado se encarga de impresionar todos los frentes posibles. Por su forma —aplauso 2—, es una película hecha humanamente. Considera las dimensiones del espectador y las invade todas. Sacude lo sensorial con gráficos y efectos. Impresiona o «crea presión» a la inteligencia con sus cosmos, sus retos y sus preguntas y respuestas. Al «alma» le susurra conexiones, asombros, posibilidades, luces.

Por su contenido —aplauso 3—, se trata de una película humana o “humanizante”. Toda la complejidad del formato, del ataque a cada dimensión, se alinea para apuntar a lo más humano. Con sutileza, sin acallar los disparos ni enlentecer las persecuciones, ofrece ideas sobre lo «verdaderamente importante», la predominancia de lo real frente a las construcciones ficcionales o virtuales, el mito de «lo perfecto», la omnipresencia de lo superior o divino, y un apasionante etcétera.

Aplaudamos. Tron: el legado es, como anuncia su título, un regalo para el hombre moderno. Un regalo que deleita, emociona y atraviesa. Cumple con las expectativas y se atreve a excederlas.

Es una película noble y generosa. ¿Un consejo? Aproveche. Sea todo lo goloso que pueda.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s