Cine UN CUARTO DE SIGLO DESPUÉS…

Una celebración con doce películas francesas, invitados especiales, homenajes, seminarios y hasta un film venezolano.

Una tradición que significa muchas cosas. En veinticinco años el Festival de Cine Francés ha exhibido más de trescientas películas, durante más de quinientos días de programación y ante unos novecientos mil espectadores. Pero más allá de las mediciones es preciso destacar que tres generaciones de cinéfilos venezolanos han disfrutado de un recorrido que va desde las primeras ediciones en los años ochenta, en el antiguo cine Centro Plaza de George Korda, hasta bien entrado el siglo XXI, con más de veinte salas y setenta mil  espectadores promedio en cada edición. Este año, en el marco del Bicentenario de la Independencia de Venezuela, los organizadores del festival —la Embajada de Francia, la Alianza Francesa, el Circuito Gran cine y Queiroz publicidad— presentan una programación que se inicia formalmente el 8 de abril con la proyección de doce largometrajes franceses —incluidos los de cineastas consagrados como Alain Resnais, Roman Polanski, Olivier Assayas y Christophe Barratier— recientes e inéditos en nuestro país, más la presencia muy especial de Gérard Jugnot, notable figura de la actuación en Francia, recordado por sus trabajos en Los coristas, Los niños del señor Batignol y en un centenar de películas como actor y en once películas como director. Por si fuera poco, podremos ver veinticinco grandes filmes en la muestra Lo mejor de los 25 años, mientras se llevan a cabo un taller de realización con el director y docente Guy Jacques para quince cineastas venezolanos, un seminario regional andino sobre distribución y exhibición con la participación de Unifrance y Europa Cinémas y un acuerdo con el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía para la traducción de proyectos venezolanos destinados al programa Fonds Sud de la Cancillería francesa. Además, se estrenará De navíos, ron y chocolate, documental venezolano de Malena Roncayolo sobre la presencia de los inmigrantes corsos en nuestras vidas. Una excelente manera de celebrar un cuarto de siglo.

Las doce películas de este año.

LAS HIERBAS SALVAJES (Les herbes folles), Francia, 2009. Dirección de Alain Resnais y actuaciones de Mathieu Amalric, Sabine Azéma, Anne Consigny, Emmanuelle Devos, André Dussollier, Michel Vuillermoz, Sara Forestier, Nicolas Duvauchelle. Las vidas de Georges y Marguerite se cruzarán por casualidad cuando a ella le roben la cartera con todos sus documentos. George los encuentra en el suelo de un estacionamiento y los  lleva a la policía. Intrigada por saber quién devolvió sus pertenencias, Marguerite empieza a buscarle. Y así comienza una intensa relación amorosa un tanto confusa.

EL ESCRITOR FANTASMA (The Ghost Writer), Francia, Alemania y  Reino Unido, 2010. Puesta en escena por Roman polanski con las actuaciones de Ewan McGregor, Pierce Brosnam,, Kim Cattrall, Olivia Williams, James Belushi, Timothy Hutton, Eli Wallach, Tom Wilkinson, Robert Pugh Un ex Primer Ministro británico, Adam Lang, contrata a un escritor para que escriba sus memorias por él, si bien éste descubre ciertos secretos que pondrán en peligro su vida: Lang podría estar involucrado en detenciones ilegales a sospechosos de terrorismo y su posterior entrega a la CIA.

LAS HORAS DEL VERANO (L’heure d’été), Francia, 2008. Realizada por Olivier Assayas y protagonizada por Juliette Binoche, Charles Berling, Jérémie Renier, Edith Scob, Dominique Reymond, Valerie Bonneton, Isabelle Sadoyan, Kyle Eastwood. Los caminos de tres hermanos en la cuarentena chocan cuando su madre, encargada de gestionar la excepcional colección de arte del s. XIX que perteneció a su tío, muere repentinamente. Los tres se verán obligados a entenderse y a limar sus diferencias. Adrienne (Juliete Binoche), una diseñadora con éxito en Nueva York; Frédéric (Charles Berling), un economista y profesor universitario en París; y Jérémie (Jérémie Renier), un dinámico hombre de negocios asentado en China, deberán enfrentarse al fin de su niñez, memorias compartidas, sus orígenes y su particular visión del futuro.

ME ENAMORÉ EN PARÍS (Faubourg 36), Francia, Alemania y  República Checa, 2008. Dirección y guión de Christophe Barratier, con las  actuaciones de Gérard Jugnot, Clovis Cornillac, Kad Merad, Nora Arnezeder, Pierre Richard. La acción transcurre entre diciembre de 1935 y julio de 1936 en un barrio periférico del nordeste de París, barrio popular donde la elección del Frente Popular en primavera ha despertado locas esperanzas y anhelos extremistas. Así es como tres obreros en paro deciden ocupar por la fuerza el music-hall donde trabajaban y montar por su cuenta un «espectáculo taquillero». La sala servirá de escenario a la más efímera bella empresa humana del mundo.

CONVERSACIONES CON  MI JARDINERO (Dialogue avec mon jardinier), Francia, 2007. Dirigida por Jean Becker y protagonizada por Daniel Auteuil, Jean-Pierre Darroussin, Fanny Cottençon, Alexia Barlier, Hiam Abbass, Élodie Navarre. Una comedia sobre un pintor que, tras haberse hecho un renombre en París, regresa a su pueblo natal en la Francia profunda para ocupar la casa en la que creció. Un jardín de buenas proporciones rodea el edificio. Pone un anuncio en el periódico local buscando un jardinero. El primer candidato, y el definitivo, es un antiguo compañero de colegio milagrosamente reencontrado después de tantos años. Los días pasan y el pintor descubre a un hombre que acaba por asombrarle gracias a su franqueza y a la simplicidad de la mirada con la que ve el mundo.

CREO QUE LA AMO (Je crois que je l’aime) Francia, 2007. Dirigida por Pierre Jolivet e interpretada por Vincent Lindon, François Berléand, Sandrine Bonnaire, Kad Merad, Liane Foly. Un comedia romántica sobre Lucas, rico industrial divorciado de 43 años que se encuentra irresistiblemente atraído por Elsa, de 38 años, una ceramista reconocida a la cual le encargó un fresco para el hall de su empresa. Pero Lucas  le pide al detective privado de su empresa, Roland Christin, descubrir las razones por las cuales esta bonita mujer es todavía soltera. El detective va, sin el más mínimo escrúpulo, aplicando sus métodos de espionaje más modernos.

DELICIOSA PALOMA (Délice Paloma), Francia 2007. Realizada y escrita por  Nadir Moknèche y actuada por Biyouna, Aylin Prandi, Fadila Ouabdesselam, Nadia Kaci, Daniel Lundh, Lyes Salem. Madame Aldjéria y su equipo arreglan los problemas de la gente a cambio de dinero. Y no tiene ningún reparo en ensuciarse las manos en un país donde todo esta permitido. Paloma, la nueva en el equipo deslumbra a todo el mundo, empezando por Riyad, el hijo de Aldjéria. Esta última se embarca en un plan de vital importancia, la compra de las termas de Caracalla, pero será la gota que colma el vaso y perderá a su hijo y su libertad.

LA CHICA DE MÓNACO (La fille de Monaco), Francia, 2008. Dirección de Anne Fontayne y protagonización de Fabrice Luchini, Roschdy Zem, Louise Bourgoin, Stéphane Audran, Gilles Cohen, Alexandre Steiger. Bertrand es abogado penal brillante, mediático, voluble, cultivado, cerebral, complicado y no muy valiente. Le gustan las mujeres, sobre todo para hablarles. Acaba de llegar a Mónaco para defender a una asesina septuagenaria. Christophe es un vigilante de seguridad encargado de proteger a Bertrand. Es franco, directo, taciturno y deportista. Dejó los estudios a los 13 años. Le gustan las mujeres, salvo para hablarles. Admira en los demás la cultura y el dominio del lenguaje de los que carece. Audrey es presentadora en una cadena de televisión por cable en Mónaco. Es ambiciosa, descarada, sexy e incontrolable. No tiene ninguna intención de seguir presentando el parte meteorológico por mucho tiempo. Le cuesta un poco entender el significado de ciertas palabras, en particular “límites”, “tabúes” y “escrúpulos”. Mejor habría sido que estos tres no se cruzaran…

LA CUESTIÓN HUMANA (La question humaine), Francia, 2007. Dirigida por Nicolas Klotz y actuada por Mathieu Amalric, Michael Lonsdale, Laetitia Spigarelli, Jean-Pierre Kalfon, Valérie Dréville, Edith Scob, Lou Castel, Delphine Chuillot, Rémy Carpentier, Nicolas Maury, Erwan Ribard Simon trabaja como psicólogo en el departamento de recursos humanos de una gran multinacional petroquímica. Su labor consiste en la organización de “raves” y juegos de rol donde los jóvenes empresarios son llevados a la extenuación para detectar sus flaquezas y aptitudes. La fría y calculadora vida de Simon se ve alterada cuando, un día, uno de los directivos le encarga una misión confidencial: investigar al director general de la empresa, al que creen perturbado mentalmente. Inmerso en una extraña conspiración, Simon irá viendo cómo su existencia se va resquebrajando, invadida por los ecos de un pasado siniestro que le harán enfrentarse a la “cuestión humana”.

LA GRAN CENA (La graine et le mulet), Francia, 2007. Realizada por Lubomir Bakchev e interpretada por Habib Boufares, Hafsia Herzi, Farida Benkhetache, Abdelhamid Aktouche, Bouraouïa Marzouk, Alice Houri, Cyril Fayre, Leila D’Issernio, Abdelkader Djelouilli. La ciudad de Sète es un puerto marítimo donde vive el señor Beiji, hombre casado de 60 años. Empleado de los astilleros, su trabajo se ha ido haciendo cada vez más insoportable con el paso de los años. Por otro lado, es un cabeza de familia divorciado que intenta a toda costa mantener unidos a sus seres queridos, una tarea difícil a causa de los desequilibrios familiares, las continuas tensiones que siempre parecen a punto de explotar y las dificultades económicas que no hacen más que empeorar las cosas. En esta delicada etapa de su vida, parece que todo contribuye a hacerle sentir inútil. Sin embargo, sólo piensa en superarlo y decide abrir un restaurante. Pero no va a ser fácil.

SUEÑOS DE NIÑOS (Khamsa), Francia, 2008. Escrita y realizada por Karim Dridi, con Marco Cortés, Raymond Adam, Tony Fourmann y Sarah Laure. Khamsa, de 13 años, vive en una familia de acogida como medida de protección. Un día se fuga para regresar al campamento gitano en el que nació. El comienzo del verano transcurre entre baños en los astilleros de l’Estaque, partidas de cartas nocturnas y hurtos en casa de los vecinos. Con su primo, el enano Boyard, Khamsa compra un gallo de pelea. Ambos sueñan con ser ricos y libres. Mientras tanto, ella se dedica a hacer pillerías con Coyote, su  amigo de infancia, con quien conoce a Rachitique, un joven árabe de una barriada cercana. Rápidamente, el trío de inconscientes pasa del robo de motos al de casas.

UNA NIÑA EN NUESTRAS VIDAS (Comme les autres), Francia, 2008. Dirigida por Vincent Garenq y protagonizada por Lambert Wilson, Pilar López de Ayala, Pascal Elbé, Anne Brochet. Manu y Philippe forman la pareja perfecta, se aman y se llevan bien, hasta que Emmanuel siente el deseo de ser padre, a pesar de la oposición de Philippe. Arriesgándose a perder a su gran amor, sigue adelante. Pero, ¿cómo tener un hijo siendo gay?

Homenaje a Gérard Jugnot, invitado de honor.

Aunque inició su carrera en los años setenta, el actor y realizador Gérard Jugnot (París, 1951) alcanza fama internacional en 2004 con el éxito de Los coristas (Les choristes), cinta dirigida por Christophe Barratier que fuera postulada al Oscar como la mejor película extranjera y como la mejor canción.

Es en el colegio donde Gérard Jugnot conoce a Christian Clavier, Thierry Lhermitte y Michel Blanc con quienes formará el grupo de actores Splendid, escenificando diversas obras de teatro. Paralela a esta actividad teatral, el actor interpreta pequeños papeles en el cine: Que comience la fiesta (1975) y El juez y el asesino (1976), ambas dirigidas por Bertrand Tavernier, además de El inquilino (1976), de Roman Polanski.

Ayudado por el éxito de Les Bronzés (1978) y de Père Noël est une ordure (1982), Jugnot se convierte en la pareja ideal de Daniel Auteuil en Les Héros n’ont pas froid aux oreilles (1979) y Pour cent briques t’as plus rien… (1982), y de Thierry Lhermitte en La Fiancée qui venait du froid (1983), Les Rois du gag (1985) y Trafic d’influence (1999). Alabado por su creación del huraño colaborador Ramirez en Papy fait de la résistance (1983), Jugnot prefiere mostrar su físico de “francés común y corriente” en comedias como Pinot simple flic (1984) y Scout toujours (1985), su primer y segundo largometrajes como realizador.

En 1987, el gran público descubre una nueva cara del actor. La ausencia de bigote le da una cierta carga de fragilidad y rasgos menos caricaturescos en Tandem de Patrice Leconte, al lado de Jean Rochefort. Sus siguientes realizaciones –Une époque formidable… (1991), Casque bleu (1994), Meilleur espoir féminin (2000)– testimonian igualmente este deseo de conciliar risa y emoción. Saludado por la crítica por su encarnación de un soldado francés durante la Primera Guerra Mundial en Marthe (1996) o de ser partícipe de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial en Los niños del Sr. Batignole (Monsieur Batignole, 2002), dirigida por él mismo, Jugnot se ha convertido en Francia en un artista completo y popular y, se dice, uno de los mejor pagados de la industria del cine francés.

Tendrá la suerte de participar en dos indiscutibles triunfos comerciales: Los coristas, vista por más de 8 millones de personas, y Bronzés 3 amis pour la vie, con más de 10 millones en 2006. A su ya larga filmografía  como actor se agregan nuevos y numerosos roles: millonario en Il ne faut jurer de rien! (2005), juega a los piratas en L’Île aux trésors (2007), lleva la sotana del padre Carnu en la nueva versión de L’Auberge rouge (2007), encarna a Ali Baba para la televisión francesa (2007), es llevado a la época del Frente Popular (1936) en Me enamoré en París (Faubourg 36, 2008) y revive las horas sombrías de la Inquisición en el fresco humorista Rose & noir (2009), esta última dirigida por él.

ROSA Y NEGRO (Rose et noir), Francia y España, 2009. Dirección de Gérard Jugnot y actuaciones de Gérard Jugnot, Bernard Le Coq, Juan Diego, Assaad Bouab, Stéphane Debac, Saïda Jawad. En 1577, Pic Saint Loup, gran modisto venido a menos, recibe una misión diplomática del rey Enrique III: confeccionarle un traje de ceremonia de inigualable belleza para la boda concertada de uno de sus sobrinos con la hija de un Grande de España. Así es como Saint Loup (un tanto afeminado) se pone en camino, rumbo a esa España católica integrista que persigue sin tregua a protestantes, moros, judíos y homosexuales. Pero lo que ignora es que le acompaña un protestante, su fiel secretario, seguido de todo un variopinto grupo de colaboradores.

Una película invitada.

DE NAVÍOS, RON Y CHOCOLATE, Venezuela, 2011. Dirección: Malena Roncayolo. Film que trata de las riquezas agro-industriales antes de la aparición del petróleo en Venezuela, gracias al aporte de los inmigrantes de Córcega. El cacao, el café, la caña de azúcar eran los productos de exportación hacia Europa que se cosechaban en el Caribe. El film muestra la presencia de los corsos en Las Antillas y en la América Hispana, recién inauguradas sus independencias de España, quienes trabajaron duro en estas tierras, y quienes importaban a su vez de Francia los adelantos del mundo europeo. Se narra una historia que abarca desde el siglo XVII hasta el presente.

 

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cine UN CUARTO DE SIGLO DESPUÉS…

  1. Cherry Nuñez dijo:

    Lamento mucho que Ud., tan excelente crítico de cine, no haya dado su opinión respecto a la calidad de cada una de estas películas.
    Desafortunadamente, mi experiencia con los festivales de cine francés en Caracas (desde el primero que se organizó) ha sido decepcionante: encontré que traían una o dos buenas películas y el resto eran viejos films que no se habían vendido bien en Francia. Por ello no asisto desde hace unos cuantos años.
    Me encantaría que Ud. me convenciera de que ésto ya no es así 😉

  2. Teresa dijo:

    He disfrutado mucho las peliculas del festival. Siento que se le ha dado un nuevo enfoque que resulta mas entretenido al público

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s