Alicia Freilich REVERÓN HOY

El genio del "loco de Macuto" deslumbra en otras artes.

Todavía existe una fauna que tiene la palabra por oficio nato, la música por fantasía pasional, la plástica por impulsiva curiosidad y el cine por deleite reflexivo. Con esa perspectiva se puede felicitar al escritor Armando Coll por su guión-base, al director Diego Rísquez por su destreza ejecutiva, al actor Luigi Sciamanna por su magistral interpretación y a todo el equipo artístico y técnico que parió un Reverón deslumbrante, muy trabajado en la superficie brillosa, justo a medio camino entre el documental y la ficción,

Defrauda una película cuando no le hace honor a la gran obra literaria que la inspira. En este caso, el filme cuyo eje es un personaje casi mítico, por el contrario, lleva al reclamo de ampliar el abordaje de su complejidad vivencial, desde una escritura literaria que penetre a fondo su laberinto creador.

Existe una copiosa fuente de investigación y crítica sobre Armando Reverón, el artista y artesano. Estudio que va creciendo en el análisis de importantes especialistas. Pero hace mucha falta el bisturí narrativo que desde un lente multifocal desgarre su alma de genio y enfermo a destiempo en un hostil medio provinciano.

Es novedad casi reciente que la esquizofrenia en muchas de sus variantes admite alivio, notable mejoría y tratamiento ambulatorio pues nace de un desajuste en la neuroquímica cerebral. Reverón desarrolló esa lucidez enfermiza cíclica por largo tiempo a la intemperie del litoral guaireño, con el equilibrio necesario para evadir por décadas el manicomio y otras celdas, producir su obra y enfrentar con sagacidad el desprecio de su propio entorno familiar y su misma clase social, la indiferencia de los colegas, el silencio de un poder militar primitivo y la ignorancia de una población sometida, factores que junto al afortunado detonante, el pintor Nicolás Ferdinadov, motivaron ese defensivo aislamiento tan singular al que sacó provecho como “el loco de Macuto” desde la actuación teatral paródica frente a visitas en su mayoría oportunistas o curiosas. Reverón es un héroe civil por su admirable inteligencia emocional que hizo unívoca excelencia de sus múltiples carencias.

Hay un Reverón distinto en la percepción de cada venezolano con buen bachillerato, pues todo auténtico genio promueve reacciones y por eso debe apreciar este original Reverón fílmico que reclama la necesidad de una dimensión literaria. Luce que sólo el género novelístico puede iluminar para un público de nivel promedio, local y universal, el difícil, pionero y valiente interior de quien al regresar de una Europa en vías de modernidad artística, durante los iniciales ocho años de transición en su terruño, necesitó, buscó y descubrió una intensa, protectora, muy blanca luz externa, capaz de bloquear tantas sombras que lo cercaron. Las más dañinas provenían de la enorme, tenebrosa cueva nacional forjada por la dictadura palúdica y analfabeta del general Bagre y su cómplice sociedad gomera.

Precisamente ahora , conviene prender y comprender ese reflector central.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine, Otras voces, Plástica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Alicia Freilich REVERÓN HOY

  1. Marianne Kohn Beker dijo:

    Excelente presentación de la película Reverón que invirta al lector a verla . De seguro la disfrutaré. Felictaciones Alicia
    Marianne

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s