Más política ficción ¿QUIÉN GOBIERNA A QUIÉN? Parte II

Apenas anoche nos preguntábamos quién gobierna a quién, a propósito del misterio que rodeaba —y rodea aún— la enfermedad del caudillo y su permanencia en Cuba. Unas horas después, al despuntar el alba y conocer su sorprendente retorno a Venezuela, nos la volvimos a formular. La rebelión penitenciaria no ha sido controlada, la crisis de electricidad no ha sido resuelta, el descontento se incrementa en todo el país. Y parece que el cáncer permanece allí. Lo único que ha cambiado es su estadía en Caracas. A todas luces vino a meter en el corral a las cabras del PSUV, a poner orden en su casa y a garantizar su permanencia en el poder, todo esto bajo la atenta asesoría de Fidel Castro, la personalidad política que más sabe sobre esta materia. Hace unos días Yoani Sánchez, en su artículo Bajo el signo de Cáncer, escribió: “Para el gobierno cubano, la existencia saludable de Hugo Chávez se ha erigido como garantía para llevar las reformas económicas al ritmo y a la velocidad que no le hagan perder el control”. Es verdad. El caudillo venezolano retorna para evitar el cataclismo en sus filas y para que el gobierno de La Habana evite el regreso al tristemente célebre período especial, después del desmembramiento de la URSS en 1991. Venezuela es la nueva Unión Soviética para Cuba. Por eso es necesario que el caudillo se recupere de su enfermedad, algo que nadie puede asegurar hoy. Yoani continúa: “Hugo Chávez querrá meterse nuevamente en el papel de figura invencible, pero algo ha ocurrido irremediablemente para él. Algo que no previeron ni los opositores, ni los asesores cubanos que lo rodean, ni los exégetas que amplifican sus ideas. Algo relacionado con la quebradiza composición del ser humano, con un pequeño detalle de su anatomía que se negó a seguir secundándolo en tan pomposas campañas”. Tiene toda la razón. Por eso esta tarde, cuando escuchaba la multitud chavista coreando “Pa’lante comandante” para recibir a su líder, recordaba aquellas sesiones de Sábado Sensacional cuando el público repetía “ánimo Amador”. Todos los venezolanos adultos recordamos a Amador Bendayán.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Política ficción, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Más política ficción ¿QUIÉN GOBIERNA A QUIÉN? Parte II

  1. Miguelángel Landa dijo:

    Mentira, es una GRAN mentira todo….Nos están engañando desde hace más de 12 años y siguen haciendolo. Le quitaron todo el ropaje que usa para evitar que lo maten, lo maquillaron y él puso en práctica sus condiciones histriónicas y ahí está, como una pepa! Cáncer? No se lo cree sino los idiotas ignorantes y los que se están llenando de Dólares. Hasta cuando Dios mío!!!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s