Cine ER CONDE Y SU FÓRMULA

Afirmar que Benjamín Rausseo ahora es cineasta por haber escrito, dirigido, producido e interpretado un largometraje constituye un exabrupto. No lo digo porque el comediante oriental no tenga derecho a serlo sino porque no creo que se haya planteado iniciar una carrera en este difícil mundo del film. Él es un empresario de la comedia y el cine es sólo un medio a explotar. Por eso, cuando vemos Er Conde Jones descubrimos un nuevo producto del Conde del Guácharo, exitoso personaje creado por Rausseo en los años ochenta. De aquel simpático comediante que se presentaba en La Guacharaca, desaparecida sala de espectáculos en Altamira, a este emprendedor mediático hay que recorrer no sólo décadas sino muchas presentaciones en televisión, shows en vivo, discos, un parque temático en Margarita, muchas inversiones y hasta una candidatura presidencial. El cine es sólo una extensión de línea del mismo producto. Por eso este largometraje no expone un guión coherente sino un conjunto de situaciones absurdas con una resolución cómica inmediata, sin elaboración. No busca contar una historia sino reforzar la percepción que el público venezolano tiene del Conde del Guácharo. Una apuesta segura. Los personajes y sus conflictos dramáticos son absolutamente artificiales, acomodaticios con una pretendida referencia a Indiana Jones, además de una crítica por aquí al gobierno y un pescozón por allá a la oposición. Tal vez por eso logró lo que muchos cineastas venezolanos sueñan: agotar la boletería incluso antes de su debut en las salas. Desde su estreno el viernes 26 de agosto no es posible comprar una entrada. Er Conde tiene una fórmula que funciona. También en el cine.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s