Ivonne Rivas PAPELES EN EL VIENTO DE ALADAR TEMESHY*

La narrativa de Aladar Temeshy en Papeles en el viento nos sumerge en las maravillas y sorpresas del mundo cotidiano. Los personajes se desenvuelven, día a día, en unos espacios y tiempos personales donde las reflexiones y el descubrimiento penetran en lo profundamente humano de vivir. Experiencias que cautivan al lector al identificarse y reconocer  haber vivido situaciones similares, sobre las cuales desea ahondar y la lectura lo conduce.

Los quince relatos, mediante diversas estrategias narrativas, fluyen en historias y situaciones conmovedoras, donde el autor con lenguaje cómodo, coloquial, nos entusiasma para proseguir los cuentos escritos con ritmo cercano a la respiración, tal y como hablamos. En algunos de los cuentos, la maravillosa experiencia de la conversación del autor con el lector, permite al escritor sostener un diálogo silente y cómplice con el que lee. Las peculiaridades dadas en el esmerado discurso narrativo que construye, muy cercano al habla del país, facilitan este intercambio (recordemos que está en Venezuela desde 1947.

El escritor a través  del tejido elaborado por las palabras y la elaboración de sus personajes, obliga al lector atento a seguir lo contado y estimula la curiosidad por el desenvolvimiento de lo ocurrido. Los relatos sin establecer una cadena consecutiva de hechos, espacios y tiempos, se van relacionando y entusiasman la lectura.

Cuando el autor escribe El mundo de media cuadra, La terminación y  El cuento de Vladimira, toma de la oralidad el ritmo y trama con palabras una urdimbre anecdótica que motiva y conmueve, obligando a proseguir la lectura y encontrar finales donde la vida no concluye, sino determina nuevos acontecimientos.

Sin caer en la pretensión de las odiosas clasificaciones, puedo decir que otros relatos son poéticos y el autor introduce vivencias particulares dónde el tiempo se fractura y el personaje-autor se ve en varios tiempos, ofreciendo  momentos intensos, creados por una significativa escritura interior y personal.

Estas narraciones borran los límites literarios, geográficos y humanos, creando una geopoética singular, entre ellos señalo El señor de las escaleras, La muerte, El primer libro, Demoiselle, El convidado, Paseo nocturno, Tardes y Verano. Recordemos que Aladar es poeta y autor de una poesía significativa recogida en siete libros publicados.

La particularidad de ser el autor arquitecto, le permite narrar, pasear y significar espacios y detalles constructivos especiales que sólo un narrador creador de espacios  imaginarios y físicos puede hacerlo. De esta forma casas, vidrios coloreados, ventanas, escaleras, clóset, y otros elementos arquitectónicos pasan a ser determinantes personajes  de gran importancia en los relatos que conforman el libro Papeles en el viento.

La ironía, el sarcasmo y la burla están presentes, ante todo al descalificar el consumo y los alienantes valores materiales de nuestra sociedad. La aguda mirada a la realidad permite que en los cuentos el humor se pasee para burlarse de sí mismo y los que le rodean. Características a destacar en los relatos El ángel bárroco, Medio valium y en Pensión, apartamento, casa.

La política, la geopolítica, la historia y el cúmulo de sabiduría humana se pasean por  la narrativa de éste libro y es de resaltar que el autor se cuida de que estos temas no conviertan en panfletos o manuales filosóficos a los cuentos, sino en señales, signos para la imaginación y conocimiento de los lectores, de forma de completar la escena de los acontecimientos en los relatos y enmarcar los acontecimientos desde la lectura comprensiva dela Humanidad.

Relatos de factura muy personal en los cuales encontramos gestos de lo autobiográfico, cuentos que el autor mediante la palabra y sus propias reglas para crear discursos convierte en narraciones de lo cotidiano donde pueden reconocerse muchos, todos ellos de franca originalidad.

Publicó en 2006, Estrellas fugaces en las esquinas del mundo, el cual precede este libro de relatos, y tiene dos libros de ensayos sobre arquitectura y arte (nació en Budapest, Hungría).

Son muchos los detalles y aún más los asuntos sobre los que podemos conversar de este libro de Aladar Temeshy, los cuales lo convierten en importante referencia y que en forma cómplice el autor entrega para compartir sus mundos, invito a leerlo.

PAPELES EN EL VIENTO, de Aladar Temeshy. BID & Co Editor, Caracas, 2011.

* Texto leído enla Librería Kalathos, en el Centro. Cultural Los Galpones, Los Chorros, Caracas, el sábado 5 de noviembre de 2011, 4.00 pm, en ocasión de la presentación del libro.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Letras, Otras voces y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s