Piedra, papel o tijera CARACAS SIN TREGUA, por Alfonso Molina

El azar es caprichoso. Se impone sobre las voluntades. Una mañana cualquiera un padre de familia, honesto y trabajador, descubre lo insospechado ante sus narices y se hunde en una crisis personal que no solo arrastra a los miembros de su familia y a otros personajes inesperados sino que los confronta a todos con la dura realidad de una ciudad que dispara a quemarropa, literal y figurativamente. Piedra, papel o tijera, segundo largometraje de Hernán Jabes, se aleja temática y estilísticamente de su debut con Macuro, la fuerza de un pueblo (2008) para construir una historia urbana y contemporánea, compleja y dura, muy bien armada, sobre la brutalidad que nos rodea. Seres humanos en conflicto, una Caracas que los acosa y la violencia absurda que no parece tener final. Un film que impacta porque se sumerge en los pantanos de la inseguridad y la muerte, tal vez el problema más duro que tenemos como sociedad.

El guión de Irina Dendiouk, escritora y dramaturga ucraniana asentada en Mérida, y del propio Jabes se construye a partir del hallazgo de la infidelidad, un hecho específico con marcadas significaciones afectivas que va involucrando otros aspectos de la historia hasta confeccionar una inmensa y tenebrosa telaraña donde todos los personajes son víctimas o victimarios y a veces ambas cosas. De lo personal a lo colectivo, de lo particular a lo general. El secuestro de un niño detona las alarmas de una sociedad en crisis, marcada por la intolerancia y la indiferencia, a la vez, cuyo destino es el absurdo de la muerte como metáfora de la decadencia. Pocas ciudades tan violentas como la nuestra, sobre todo en los últimos diez años, bajo el influjo de un discurso oficial que ofrece licencia al delito y al amparo de la impunidad social, política y criminal. El caos afectivo que se adueña de las vidas de Mariana y Héctor es apenas la puerta de entrada de una tragedia mucho más amplia que atrapa a Christian, un adolescente que necesita dinero para pagar deudas con una banda y en su caída arrastra a su novia Valentina y a su abuela Ángela y también a los criminales y los policías que negocian el secuestro. Todo el cuadro humano del film muestra la diversidad de rostros que poseen los condenados de la violencia.

Jabes narra su historia de forma envolvente y despiadada, sin hacer concesiones a las buenas voluntades. Un raro film negro donde el quiebre de la ética conforma la plataforma de la tragedia. Dicho de otra forma, el realizador sitúa el núcleo dramático más allá de lo físico y muestra otras formas de violencia en lo afectivo, en lo familiar y en lo más íntimo del ser humano. ¿Cómo fue que llegamos a esto? El dolor de Héctor como esposo es comparable con el de Mariana como madre. La desesperación de Christian por salvar su vida equivale a la angustia de Valentina por escapar de una situación terrible. Los asesinos y los policías se identifican en su propia corrupción. Incluso la locura senil de Ángela se muestra como una parábola de una enfermedad colectiva. Como trasfondo de la historia, el realizador propone una patología social marcada por la enajenación de sus personajes. Pero deja una puerta abierta: los niños, el futuro, la inocencia.

Bajo la producción de Rodolfo Cova y Maria Carolina Agüero se armaron los distintos factores estéticos y técnicos de Piedra, papel o tijera de manera coherente: la dramática fotografía de Daniel García, el complejo montaje de Juan Carlos Melián, Miguel Ángel García y Jabes, el laborioso trabajo musical de Alain Gómez y Luis Daniel González, la angustiosa banda sonora de Jacinto González y Oscar Bentolila y la meticulosa dirección de arte de Ana Badell. Todos estos elementos funcionan de manera armónica.

En el campo interpretativo hay que destacar el difícil trabajo de la actriz colombiana Gloria Montoya (Mariana) y de los venezolanos Leónidas Urbina (Héctor), Iván González Roa (el niño Luis), Scarlett Jaimes (Valentina), Leandro Arvelo (Christian), Haydée Faverola (Ángela), Alberto Alifa (Gonzalo), Julio César Castro (Dimas), Iván González (Luis), Ernesto Campos (Mario) y Gustavo Ferrín (John). Sus actuaciones lucen compactas, bien integradas. Cada personaje es creíble.

Este segundo largo de Jabes demuestra una madurez creadora y expone un nivel más alto que en Macuro, la fuerza de un pueblo. Con Piedra, papel o tijera explora terrenos más difíciles y complejos, de manera más incisiva y menos ingenua. Su visión de las distintas manifestaciones de la violencia y de la fatalidad de la enajenación personal y grupal tiene poco de moralista y mucho de comprensión crítica de nuestro proceso social. Cine inteligente que se maneja en el plano de las emociones.

TIERRA, PAPEL O TIJERA, Venezuela, 2012. Dirección: Hernán Jabes. Guión: Hernán Jabes e Irina Dendiouk. Producción: Rodolfo Cova y Hernán Jabes. Fotografía: Daniel García. Montaje: Juan Carlos Melián, Miguel Ángel García y Hernán Jabes. Dirección musical de Alain Gómez y Luis Daniel González. Dirección de arte: Ana Badell. Diseño de sonido: Jacinto González y Oscar Bentolila. Elenco: Gloria Montoya (Mariana), Leónidas Urbina (Héctor), Scarlett Jaimes (Valentina), Leandro Arvelo (Christian), Haydée Faverola (Ángela), Alberto Alifa (Gonzalo), Julio César Castro, Iván González, Ernesto Campos y Gustavo Ferrín. Distribución: Cines Unidos.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s