´Mientras te olvido EXILIO EN DOS DIMENSIONES, por Alfonso Molina

Entendemos el exilio como la sustracción de su país que sufren seres humanos por razones políticas. Muchos españoles salieron con sus heridas abiertas tras concluir la Guerra Civil y miles de cubanos enfrentaron el desarraigo al conolidarse la revolución de Fidel Castro. De la misma manera como tantos venezolanos padecieron el destierro durante las dictaduras del siglo pasado. No importa si huían de regímenes de derecha o  izquierda o si eran ricos o pobres. Lo medular se halla en la ausencia forzada de la tierra a la cual pertenecen. Pero existe otra manifestación del exilio ubicada en la lejanía del afecto, en el desafuero emocional, en el extrañamiento de la persona amada. Ambos son muy duros y a menudo viajan juntos. Es lo que sentí al ver Mientras te olvido, pieza del periodista y dramaturgo venezolano Andrés Correa, radicado en Nueva York, que aborda la dimensión afectiva de un drama que se presenta de manera colectiva pero se vive de forma individual.

Ganadora en 2009 de un premio en la competencia Nuestras Voces National Playwriting del Repertorio Español de Nueva York, la obra se monta por segunda vez en Caracas. La primera fue el año pasado en el teatro de la Universidad Católica Andrés Bello, bajo la dirección de Virginia Aponte y con las actuaciones de Soraya Siverio, Unai Amenabar, Ellen Andara y Leo Van Schermbeek. Ahora le corresponde a Marcos Moreno desarrollar su puesta en escena en Corp Banca, con el protagonismo de Alberto Alifa, Carmen Julia Álvarez y Francis Romero. Narra el drama de Celia, una exiliada que arrastra su vida sabiendo que su esposo Montoya, también exiliado, la abandonó, años atrás, en el duro proceso de adaptarse a una realidad distimta y ajena. A su lado está Ermeneglda, la chica de la limpieza, que posee su propia visión de la vida. Pero el 12 de octubre de 1992 Montoya reaparece y comienza un duro tránsito hacia el dolor y la intimidad. Celia  establece vínculos en dos direcciones. Uno real y concreto con Ermenegilda y otro emotivo e intenso con la figura de su esposo.Las dos dimensiones del exilio.

Este montaje de Mientras te olvido no se ciñe a un destierro en particular aunque no es difícil ubicarlo en el caso cubano. Más que una obra de denuncia de regímenes autoritarios se trata de una visión íntima y afectiva del exilio. Por eso la fuerza dramática recae en el personaje de Celia, quien busca respuestas de una situación que aún no comprende y le cuesta aceptar. Ermenegilda y Montoya constituyen sus referencias humanas. La primera se refiere a la cotidianidad de la nueva realidad, en el presente, mientras el segundo señala las motivaciones políticas del exiliado, en el pasado. Dos situaciones completanmente distintas que se rozan y nunca se cruzan en el desarrollo del montaje.

Esta complejidad dramática conforma una de las virtudes de la obra, pues le otorga riqueza conceptual y emocional al tema del exilio interno, pero no es suficiente para sostener la hora y media de la función. Lo que podríamos llamar el primer acto se extiende de manera repetitiva, sin añadir nuevos elementos, por casi una hora y de pronto plantea un giro en la trama que abre paso a un segundo acto mucho más interesante. el manejo de la iluminación en la primera parte es invariable mientras que a continuación se torna mucho más expresivo. El desplazamiento escénico también cambia notablemente cuando se revela el gran secreto en el drama. Lo mismo podría decirse de las actuaciones de Álvarez, Alifa y Romero, con dos momentos distintos en la intensidad de sus trabajos. Este contraste de ritmo y expresión parece propio de la puesta en escena de Moreno aunque creo que su efectividad es irregular.

Desconozco el texto original y tampoco pude ver el montaje de Aponte en la UCAB, pero siento que en la puesta en escena de Moreno este desequilibrio afecta el resultado final de la obra, en la medida en que aleja al espectador del conflicto principal que se plantea entre realidad y fantasía. Me sorprende sobre todo porque Moreno es un respetado actor que ahora como director parece conocer los valores de una puesta en escena audaz y eficiente, contando con el trabajo de otros intérpretes de talla profesional como Álvarez, Alifa y Romero. Con todo, Mientras te olvido es una propuesta rica e interesante sobre un tema inevitable.

MIENTRAS TE OLVIDO, de Andrés Correa. Producción: Rolando Padilla. Dirección: Marcos Moreno. Elenco: Alberto Alifa, Carmen Julia Álvarez y Francis Romero. BOD Centro Cultural Corp Banca.Jueves a sdábado: 8:00 pm. Domingo: 6:00 pm-

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Teatro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s