Preguntas en busca de respuestas AUTOAYUDA PARA EL NI-NI, por Alicia Freilich

Premisa de este cuestionario:

“Si no me ocupo de mí ¿quién lo hará? Y si sólo me dedico a mí ¿qué soy? Y si no es ahora ¿cuándo?”

Consejo  del sabio Hilel, rabino predilecto de Jesús de Nazareth.

1. ¿Puedo opinar libremente sobre los errores de este gobierno sin miedo a que éste me despida, me fiche de traidor a la patria o me anule el contrato?

2. ¿Esta cúpula de la Fuerza Armada y sus milicias me inspiran confianza, respeto y/o simpatía?

3. ¿Quiero seguir enrejado por dentro y por fuera hasta que el hampa común y la uniformada acaben con todos nosotros?

4. ¿Con mi sueldo oficial / mi entrada particular / pública, como empleado, técnico, obrero,  profesional universitario, trabajador a destajo, buhonero, ¿me puedo alimentar sanamente y a mi familia, educar bien a los hijos en colegio / liceo privado/oficialista, tener competente atención de salud  preventiva / de emergencia, recibir el justo Seguro Social o pagar uno médico tal como sí pudieron hacerlo mis padres y abuelos?

5. ¿Creo en los planes y promesas de siempre junto a  los nuevos que hace el presidente saliente cuando por horas encadena  mi tiempo de distracción y descanso?

6. ¿Me gustan el sabor, olor y aspecto del agua que de vez en cuando sale por los chorros caseros o callejeros?

7. ¿Aguantaré sin furia que siga más de lo mismo, dañando televisor, radio, nevera y otros aparatos domésticos desde diarios cortes de electricidad y sin pago gubernamental para reequiparnos?

8. ¿Soportaré que a cada rato suspendan el servicio del metro, el martirio de los oxidados, lentos autobuses y camionetas por puesto?

9. ¿Me resbalan las terribles necesidades y lutos de quienes protestaban desde el clausurado canal 2 Radio Caracas Televisión y ahora lo hacen por el único y diariamente perseguido Globovisión  que se atreve a presentarlos en pantalla?

10. ¿Me gustaría sobrevivir en esa mismita  pobreza dependiente de la ayuda ajena, ahora venezolana, que desde hace cincuenta años sufre el camarada pueblo cubano, mientras sus dirigentes disfrutan de todos los privilegios burgueses?

11. ¿No me importa que la guerrilla comunista colombiana use las fronteras de mi patria para su narcotráfico que secuestra y asesina a nuestros  habitantes  y productores  de la zona?

12. ¿Me producen orgullo soberano los besos y abrazos del saliente con dictadores criminales de otros países?

13. ¿Me encanta  que compremos en el exterior  la mayoría  de los  alimentos, carnes y vegetales  vendidos en  los mercados revolucionarios y que antes se cultivaban y criaban aquí?

14. ¿Admiro más o al  nuevo Simón  Bolívar de maquillaje tan  sospechoso y raro?

15. ¿Quiero la tumba de El Libertador en ese paredón, feo, frío y a la intemperie?

16. ¿Me da igual si La Carlota ya no será un jardín-parque sino pista de carreras, cementera nacional o  conjunto de rascacielos?

17. ¿Gozo un puyero en las concentraciones y marchas donde me pasan lista al entrar y a la hora de salir porque me da la gana?

18. ¿Mi país está mejor que hace catorce años y por eso “estoy  contento, yo no sé qué es  lo que siento, voy saltar como el  río y como el viento”?

Apreciado lector, hay muchas otras interrogantes que pueden y deben hacerse, pero si  respondió No a estas simples preguntas, entonces usted ya no está indeciso, ni es pat´erolo, ni un esclavo sumiso,  menos un Niní. Está guapo y apoyado por la Mesa de la Unidad para votar  en total secreto durante las próximas elecciones  y convertirse en ciudadano activo, responsable,libre,consciente, solidario,valiente, listo para integrarse   con derechos y deberes a una república constitucional,democrática,reconciliadora, civilista, moderna  y  progresista . Bienvenido.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Otras voces, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s