Política ficción LA MADUREZ DE UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA, por Alfonso Molina

Más allá de los resultados electorales del próximo domingo, que deben darle la victoria a Henrique Capriles Radonski, la sociedad civil venezolana ha manifestado una madurez ciudadana que se ha venido gestando poco a poco, con derrotas y triunfos, a lo largo de catorce años, hasta desembocar en el masivo apoyo a la candidatura unitaria de las fuerzas democráticas. Esta impresionante participación masiva se ha alimentado del entusiasmo desplegado por la militancia de las organizaciones políticas, sin duda alguna, pero también ha partido de una conciencia individual, íntima, intransferible. En este caso, a diferencia de muchos otros, la conducta de los millones de electores que buscan un futuro de progreso y seguridad ha tenido un fuerte componente racional que ha enriquecido la tradicional carga emocional de cualquier elección presidencial. El 12 de febrero pasado tres millones de esos venezolanos seleccionaron al candidato de la unidad democrática entre varias opciones. Pensaron, analizaron, compararon y fueron a votar en busca de la paz y la seguridad personal, de las libertades democráticas y la estabilidad económica, de la necesidad de justicia y de un futuro mejor. Esos tres millones y otros más saldrán el domingo a votar con mucha emoción y profunda confianza por el mejor candidato que ha tenido la oposición venezolana hasta ahora.

Si bien es cierto que tras casi catorce frustrantes y agotadores años de gobierno chavista, se ha ido consolidando un liderazgo político de oposición —ausente una década atrás— que ha propulsado con mucho entusiasmo la participación electoral, también lo es que esa entidad heterogénea, nunca bien comprendida, denominada sociedad civil, a falta de mejor definición, se ha venido superando a sí misma y ha sobrepasado las expectativas. En varios momentos ha sorprendido a todos. Incluso a sí misma. No es la primera vez que los ciudadanos venezolanos alzan su voz para la participación cívica de forma masiva. Tampoco será la última. Solo hacía falta un liderazgo a la altura de las expectativas.

La unidad de las fuerzas democráticas es obra de los esfuerzos de la MUD, pero hay que reconocer que esa unidad ha sido una exigencia medular de los millones de venezolanos que se han rebelado ante el totalitarismo chavista a lo largo de trece años, con varias derrotas y algunas victorias. Ese enorme contingente humano espera de sus líderes de hoy la concreción y el mantenimiento de la unidad como requisito para la reconstrucción del país. Afortunadamente, hasta ahora las organizaciones políticas han cumplido con las exigencias de la sociedad democrática.

Hoy esos ciudadanos silenciosos se han convertido en los protagonistas de una rebelión política surgida a partir de una rebelión civil cuyos orígenes se remontan a un poco más de una década, cuando comenzaron a elevarse con cierta timidez las primeras protestas ciudadanas contra lo que ya se perfilaba como un régimen autoritario y perverso. En esa época no había líderes políticos. Ahora sí.

El triunfo de Henrique Capriles Radonski vendrá a coronar un largo proceso de luchas democráticas y madurez ciudadana que nos ha hecho mejores venezolanos.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Política ficción y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s