Guía Prestigio 2013 ¿CUÁLES SON LOS MEJORES RESTAURANTES DE CARACAS?, por Alfonso Molina

Ponerse de acuerdo en esta pregunta resulta una tarea muy ardua. Son muchos los factores a evaluar en la oferta gastronómica y muchas las percepciones subjetivas a considerar. Sin embargo, resulta interesante cotejar los gustos de los lectores y usuarios de la tercera edición de la Guía Prestigio 2013, de reciente edición, que han jugado con algunos nombres esenciales. No se trata de la opinión de un crítico gastronómico, ni siquiera de un grupo de críticos, sino de los pareceres de los comensales de la ciudad. Su editor, Adolfo Artiles, convocó las opiniones de unos 25 mil usuarios de la guía a través de una encuesta digital en torno de 140 restaurantes clasificados en dieciséis categorías por el tipo de cocina que practican. De cada una surgieron los cinco mejores específicos y de todas los cinco mejores de la ciudad. Los factores de evaluación fueron comida, ambiente, servicio y precio. Bajo esta lógica, del primero al quinto escaño, El Alazán, Le Gourmet, Astrid & Gastón, Avila Tei y Oceánico fueron considerados los cinco mejores restaurantes de Caracas. Yo, personalmente, no estoy de acuerdo con este orden pero entiendo que es producto de un método muy democrático para evaluar y reconocer el trabajo de nuestros restauradores. La Guía Prestigio 2013, además, expone un registro de la evolución de cada uno en los últimos tres años. Revisemos los resultados.

En el campo de cocina venezolana se mantuvo en el primer lugar Hajillo’s, en El Hatillo, cuya jefe de cocina, Felicia Santana, acaba de recibir el premio Armando Scanonne que otorga la Academia Venezolana de Gastronomía. Debuta en el segundo Amapola, en Altamira, donde guisa Irina Perozo los sabores autóctonos. Otro debutante en esta categoría, el Palms de Helena Ibarra, también en Altamira, ocupa el tercer puesto y su jefa de cocina acaba de ganar el Tenedor de Oro 2012 de la Academia Venezolana de Gastronomía. Al cuarto lugar asciende Casa Veroes, en el Centro de Estudio de Historia de Venezuela Lorenzo Mendoza Quintero, en el centro de la ciudad, con el chef Edgardo Morales. El reconocido Cega, en Los Caobos, bajo la batuta culinaria de Adrián Yánez, descendió del segundo al quinto escaño.

En cocina árabe subió del tercero al primero Tarabish, en Mata de Coco, con la comida libanesa de Zaina de Khabbaz, secundado por la sazón siria de los hermanos Akkari en Damasco, en Chacao, que se mantuvo en el segundo, y la libanesa de María Mawad en el Club Líbano Venezolano, en Prados del Este, que bajó al tercer puesto.

Si hablamos de las carnes y parrillas la cosa es más sencilla. Ninguno expone el nombre de su jefe de cocina. El Alazán domina con holgura sobre Barako que debuta en el segundo lugar.  Lee Hamilton Steak House aparece en el tercero, La Estancia se mantiene en el cuarto y Brasero Steak House se ubica en el quinto después de ocupar el séptimo.

En cocina china el Chez Wong, de Yuman Ley Wong, en La Castellana, asciende del segundo al primer puesto y desplaza al Salón Cantón de La Castellana, con la cocina de Cheong Lee, ubicado en el segundo. En cambio, el Salón Cantón de El Rosal, de la mano de Antonio Lee, subió del cuarto al tercero. El Lai King de Los Palos Grandes pasó del séptimo al cuarto y el Xian de Las Mercedes se mantuvo en el quinto lugar.

Uno de los campos más interesantes es el de cocina contemporánea, donde Le Gourmet, del Tamanaco InterContinental, mantiene su indiscutible primer puesto con las creaciones de Elías Murciano. Catar se ubica en el segundo y en el tercero aparece El Cine, en El Hatillo, local muy reciente que entra con buen pie. Veranda, en Las Mercedes, desciende del segundo al cuarto escaño y El Comedor del Instituto Culinario de Caracas, en Chuao, con Héctor Romero, Sumito Estévez y María Elisa Romer recaló en el quinto.

La culinaria española tiene sus estrellas en Caracas y el primer peldaño lo ocupa el Urrutia donde impera el sello vasco de Eusebio Rodríguez, Alberto Jaspe y Fernando Franjo. En el segundo brilla el Bar Basque, el legendario sitio que desde hace medio siglo evoca los sabores de Euzcadi. Del cuarto al tercero sube El Mesón de Andrés, con el patrón Andrés Rodríguez y los cocineros Pedro José Guanda y Rodolfo Hernández, con cocina del norte de España. La Cita va del sexto al cuarto con los platillos de Higinio Alonso y el Costa Vasca se mantiene en el quinto.

Los sabores de Francia son liderados por Biarritz Bistro, de Jacky Traverso, en Paeeo Las Mercedes, con la cocina de Roberto Mosquera, que pasó del tercer puesto al primero. Luego vienen Vis a Vis, muy grato bistro de Los Naranjos, con el chef Diego Martínez, que ascendió del cuarto al segundo escaño. El Café Noisette, en La Carlota, con sus ofertas de crêpes, quiches, tartinas y ensaladas, subió del quinto al tercer puesto. El tradicional Laserre, en Los Palos Grandes, con la conducción culinaria de José Negrín, bajó del primer al cuarto escalón. Finalmente, Le Coq d’Or, en Las Mercedes, descendió del tercer al quinto lugar.

El renglón de cocina fusión solo recoge el Azahar, en Colinas de San Román, con la sazón de Henry Briceño, seguido por el Foodie Bar del Hotel Eurobuilding, con el trabajo de Alejandro Artigas en sus fogones.

La amadísima cocina italiana consagró al Mezzanotte, en Colinas de San Román, con la conducción tradicional de Luigi Morle, que subió del tercero al primer puesto. Luego vienen Pazzo, en La Castellana, que subió del octavo al segundo escaño; Aprile, con cocina de Néstor Chacín, que remontó del quinto al tercer lugar; Il Grillo, en Los Palos Grandes, con culinaria de Gilberto Martínez, que subió del sexto al cuarto; y la Asociación Cultural Siciliana, que pasó del noveno al quinto espacio.

Creo que nadie puede destronar al Ávila Tei, en Altamira, del primer lugar en culinaria japonesa, gracias a sus jefes de cocina Maetoyo Mori y Osamu Hasegawa. Lo secunda el Fugu Skye Sushi Bar, en Valle Arriba. El Bar Si, en Las Mercedes, regresa a la lista y se ubica en el tercer puesto con la cocina de Justiniano Contreras. Al cuarto lugar ascendió el Nobu, de Los Palos Grandes, con la sazón de Raúl Morantes. Y Shoga, en el Tolón, va del cuarto al quinto escaño.

En el campo de al cocina mediterránea Mokando, en Las Mercedes, se mantiene en el primer lugar gracias a Ana Belén Myerston, Tenedor de Oro de 2011 de la AVG, mientras Antigua, también en Las Mercedes, sostiene el segundo con el trabajo de Paul Launois. En el tercero debuta Ara, en Altamira, con la cocina de Jenny Aranguren. El Gourmet Market, en El Rosal, sube la cocina de Néstor Chacín al cuarto puesto, mientras el San Pietro, en Las Mercedes, baja al quinto.

Astrid & Gastón, en Las Mercedes, se mantiene imbatible en el primer lugar de cocina peruana, con el trabajo de Ronny Alviar en los fogones. La labor de Edwin Campoverde permitió que el Chirú, de Los Palos Grandes, subiera del tercero al segundo puesto, mientras Rocoto, en el Tolón, ejecuta el viaje contrario. Tawa, de Los Palos Grandes, con cocina de Ricardo Torres, fue del quinto al cuarto. Finalmente, entró en escena La Tasca de Juancho, con el chef Manfer Cubas, para ubicarse en el quinto escaño.

En el campo de los pescados, la cocina de José Benedicto Ramírez conservó el primer lugar para Oceánico, en Lomas de San Román, y el segundo para su otro restaurante Pacífico, en Altamira. De la misma gente de los dos anteriores es el Atlántico, que debuta en el tercer puesto, con la cocina de Juan Meleán. EWl Barquero subió del cuarto al tercero y Altamar, con los sabores de José Acosta, bajó del cuarto al quinto.

La deliciosa cocina portuguesa solo tiene dos representaciones: el Grille Macaracuay, en Macaracuay, con la cocina de Mario Martínez, en el primer escalón, y la tardicional Tasca Caribe, en la avenida Libertador, de María Fernanda Rodrigues, en el segundo.

La cocina helvética solo tiene tres: El Chalet Suizo, en Las Mercedes, con cocina de Roger Carranza, en el primer lugar, seguido por el Espacio Suizo, en la Torre Europa, que solo abre los viernes al mediodía con los platos de César Álvarez, y Mi Pequeña Suizxa, en El Hatillo, con el chef José Tineo.

Un nuevo renglón en la guía está dedicado a cafés y delis reúne (de primer a quinto puesto) a Atar, en Los Palos Grandes, Madame Blac, en Las Mercedes, con el trabajo de Florencia Rondón, St. Honoré, en Los Palos Grandes, Das Pastelhaus, en El Hatillo, con las elaboraciones de Hermann Ross y Fidel Linares, y Ara Café, en Los Palos Grandes, con la labor de Jenny Aranguren.

http://www.guiaprestigio.com

Facebook: guiaprestigio

@guiaprestigio

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Culinaria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s