La OEA y la Oposición venezolana POR QUÉ ES DIFÍCIL ENTENDER LO QUE NOS PASA, por Juan Francisco Misle

OEA 1De prominentes juristas y respetables instituciones venezolanas ya sabemos que la AN y el TSJ se juntaron (¿en agavillamiento?) para mandar a la porra a la Constitución Nacional a propósito de la desaparición física del presidente Chávez del territorio venezolano en la fecha en que debía estar jurando como Presidente ante la AN o ante el mismo TSJ para el periodo 2013-2019. A consecuencia de ello nadie sabe con certeza quién está gobernando hoy a Venezuela y diversos actores de la vida nacional han levantado su voz desconociendo a Nicolás Maduro como Vicepresidente de la República y calificando de ilegales sus actos de gobierno. Un golpe de estado  suave, pues.

Por su parte el chavismo en el poder se escuda en que la Sala Constitucional del TSJ, última instancia de interpretación de la denominada por ellos mismos como “bicha” dió la bendición a la decision de la AN y por tanto se agotaron las instancias jurídicas a las que se puede recurrir. Desde este punto de vista habría entonces que esperar que el presidente electo renuncie o muera para poder activar otros recursos constitucionales.

Decir que nos encontramos ante una situación muy irregular y confusa es, por consiguiente, casi un platitude, expresión inglesa con la que se designa una idea que carece de originalidad, de allí que no sea del todo descabellado concebir que la comunidad internacional tenga dificultades para entender qué realmente está pasando en Venezuela, y menos aún para pronunciarse claramente al respecto.

Desde luego, los subsidios petroleros que reciben algunos países por parte del gobierno venezolano seguramente juegan un papel preponderante en eso de enumudecer voces y comprar solidaridades de muchos gobiernos, como lo acabamos de ver recientemente en el seno de la OEA. De ser así, los factores democráticos venezolanos agrupados en la MUD no tienen nada mejor que ofrecerles a esos países. Con sólidas argumentaciones legales y una lista recordatoria de los favores recibidos por ellos a los largo de nuestra vida democratica entre 1958 hasta 1998 no se va para el mercado.

Sin desmerecer esto último como el factor explicativo más importante del rechazo que hemos experimentado en la OEA, no hay que subestimar tampoco la contribución aportada por diversos grupos y personalidades que conforman “las oposiciones” al chavismo que en lugar de esclarecer oscurecen el entendimiento de lo que realmente está pasando en Venezuela y las potenciales estrategias que estarían planteadas para salir del embrollo en el que nos metimos solitos como nación. Veamos:

Hay grupos opuestos tan frenéticamente a la MUD como al chavismo, y están dedicados a través del tuitter, el Facebook, y en diferentes portales de noticias a dinamitar permanentemente las decisiones que se toman en la MUD, y son críticos viscerales de los partidos politicos y de las personalidades que activan en su seno. Para ellos Capriles no solo es blandengue y acomodaticio sino algo peor, es un vendido, lo mismo que en su momento lo fueron (o siguen siendo) Rosales, Petkoff, Pompeyo, Julio Borges, por solo mencionar algunos. Demás está decir que estos grupos rechazan participar en cualquier elección que sea organizada por el CNE o que se realice con las máquinas de Smartmatic.

Al interior de esos gupos abundan lo que creen que el problema nuestro es que no hay militares con las bolas suficientes y con amor por el país que se atrevan a dar la cara por Venezuela y a poner a los militares del gobierno “en su puesto”, es decir, en la cárcel, bajo dos metros de tierra, o en Cuba de ser necesario. Siguen esperando que surja en la FAN el Pérez Jimenez version 2.0 que ponga orden en medio de tanta guachafita.

Existen otros que afirman, sin aportar prueba algúna, que la mayoría del país es opositora al régimen y llegan tan lejos en su obsesión que creen que los chavistas son todos comprados, tarifados, corruptos, “tirame algo”, vagos y brutos.

Hay un grupo que no acepta ningún vínculo entre la oposición y figuras que formaban parte del chavismo en épocas pasadas. Esta gente desconfía y rechaza cualquier alianza política que incluya nombres tales como Henry Falcón e Ismael García a los que acusan de ser quinta-columnas del chavismo en las filas de la oposición y se deleitan mostrando el caso de Willian Ojeda para ejemplificar cuan bien fundadas están en sus sospechas.

Como se podrá observar entonces no hay escasez de opiniones disidentes y altisonates entre los que nos denominamos oposición en Venezuela. Se me dirá, probablemente con razón, que numéricamente no son muchos, pero quién duda que hacen bastante ruido, y que desaniman la participación ciudadana en todo evento que no sea una salida fáctica o de fuerza. Estos grupos son mostrados por el liderazgo chavista como la expresión más genuina y representativa de la oposición venezolana. Quizás surja de allí parte de la confusion que podría haber en el mundo respecto a la política venezolana.

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Otras voces y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s