Una aventura extraordinaria DIOS EN EL OCÉANO, por Robert Gómez*

Vida de Pi 6Ang Lee es un realizador cuando menos temerario. Su cine siempre va a contracorriente. Lejos de las expectativas del público, de aquello que podría esperarse a priori de él. Ha ido de un genero a otro, subvirtiendo, trastocando su naturaleza. En la mayoría de los casos, aportando una profunda mirada estética. Allá donde hubo una ‘película de superhéroes quedo un film familiar inclasificable. Lo que se pensó era un western se transformó en una historia de amor trágico  Su historia mas rockera terminó hablando sobre la inocencia.

Taiwanés de nacimiento, Ang Lee es un frecuente convidado a la temporada de premios. Su film El tigre y el dragón fue nominado a 10 premios de la Academia, ganando cuatro: Mejor película en lengua extranjera, Mejor banda sonora, Mejor edición y Mejor cinematografía  Antes, El banquete de bodas Comer, beber, rezar, amar coquetearon con el Oscar desde tierras lejanas. Posteriormente Lee obtuvo el galardón como director por Secreto en la montana (Brokeback Mountain), que ganó otros dos y fue nominada en ocho categorías.

Ahora, el realizador de Deseo, peligro, Sensatez y sentimientos y La tormenta de hielo regresa a la vorágine de premios con su primer film en 3D. Y fiel a su buen hacer, aquello que debería ser una oda al cine espectáculo se transforma en su película más mística a la fecha, tan fiel a la esencia de la novela que adapta, pero subiendo otro peldaño en la perfección de su cine.

Vida de Pi es una cinta donde las palabras no abundan. Al menos no en el cuerpo central del film. En esa inmensidad oceánica donde la vida y la muerte se encuentran. Donde Dios y el hombre se observan en silencio.

Y es allí donde Lee se deja ganar por completo a la fantasía  Un film hiperrealista que ha dejado atónito incluso a James Cameron. Si el realizador de Avatar consiguió mostrar que podía hacerse con la nueva generación del 3D, Lee logró que el cine en tres dimensiones  abrazara su lado mas artístico y exquisito.

Del libro a la pantalla

Adaptación de la novela homónima de Yann Martel, Vida de Pi es la historia de un sobreviviente. La de un joven indio que pierde a su familia en un naufragio y debe compartir su bote con un tigre de bengala llamado Richard Parker.

Es también, la historia de una feroz lucha por la vida. Una historia que habla sobre la identidad y también sobre las creencias de un inquieto joven.

La odisea de Pi, -Piscine Molitor Patel-, transcurre según Martell durante 227 días  en un océano de padecimientos, de miedos, de frustración, de terror y de paz incluso. Días que el protagonista cuenta de a poco a un escritor, interesado en su historia, en un ir y venir del presente al pasado.

El recuerdo que se atesora ya no es el mismo de entonces, es casi una fabula que va adquiriendo otra dimensión  La del recuerdo que se enmascara con el tiempo. O quizás  aquella que el sobreviviente invento para seguir viviendo más allá de su tragedia.

Hay dos historias que cabalgan en este film, y Lee, al igual que el escritor en tanto oyente, se abraza a la mas “hermosa”.

La otra es tremendamente atroz, pero tanto Martel como el propio realizador, dejan esa puerta abierta. Ese resquicio de duda que hace aún mas trágico el relato.

El realizador taiwanés se toma el tiempo para apuntalar esta historia de fe. Primero coloca la atención en Pi, en su inquietante proceso de consolidar su identidad. En su lúdica infancia y sus días en aquel exótico zoológico que resumen el lado mas convencional del film, como también el mas tierno.

Un derrotero que cambia de rumbo cuando el padre de Pi decide emprender viaje a Canadá con su familia y todo su zoológico  como si de un Arca de Noé se tratara (de nuevo esas referencias a la fe). Un viaje que sobreviene en tragedia y que sume al espectador en un vilo permanente.

Lo que sigue es también un viaje a la ilusión  Una reivindicación del arte cinematográfico en tanto espectáculo de masas. Un personalisimo viaje hacia la fe, quizás el mas autobiográfico (por decirlo de algún modo) que Lee haya podido hacer a la fecha.

* Tomado de http://cinemathon.wordpress.com/2013/02/14/la-vida-de-pi-dios-en-el-oceano/

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine, Otras voces y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s