Un balance de su gestión LA VENEZUELA QUE NOS DEJA CHÁVEZ, por Juan Francisco Misle

Funerales de Chávez 1No se han completado aún los honores post mortem correspondientes a su investidura de Presidente electo de Venezuela, y sin embargo estamos ya en capacidad de hacer una evaluación objetiva del legado Chávez al país. El balance de su gestión es francamente desfavorable.  Con el debido respeto que demanda el momento actual me permito apuntar por qué:

  • El combate a la pobreza en Venezuela no pasó de ser un gran eslogan publicitario con mucho impacto electoral y considerable resonancia internacional. A diferencia de Lula que desde que  llegó al poder implantó su programa de “Hambre Cero”, Chávez no desarrolló ninguna política social dirigida específicamente a reducir la pobreza sino hasta que presionado por los cubanos y ante la necesidad de sobrevivir el referendo revocatorio de 2004 ejecutaron la llamada Misión Barrio Adentro. Visto  su considerable efecto político de allí en adelante se multiplicaron las Misiones y las transferencias directas a las clases populares. Si bien es cierto que los ingresos de los pobres se han incrementado significativamente bajo el gobierno de Chávez, también lo es que la inflación en los productos que conforman la cesta básica y las continuas devaluaciones del bolívar  han erosionado buena parte de ese ingreso. Pero la crítica más fundamental que puede hacerse a esa política de transferencias directas es que no es sostenible en el tiempo. Mientras que esa dependencia con el estado no se rompa los pobres estarán condenados a seguir siendo pobres y sujeto a todo tipo de manipulación política. La mejor política social es un empleo estable y bien remunerado y eso no se ha producido, más bien ha ocurrido todo lo contrario. Chávez parece haber guiado su gestión frente a los pobres bajo el principio de darles de comer un pescado pero no enseñarlos a pescar.
  • Chávez hablaba de los pobres pero vivía como un magnate petrolero rodeado de todo de tipo de lujos, viajando por todo el mundo en su exclusivo avión privado,  acompañado de sus amigos y familiares (dicen que viajaba con sus cocineros particulares), se alojaba en los hoteles más caros, vestía trajes de afamados diseñadores internacionales, portaba costosos relojes suizos, todo lo cual no era posible costear con el modesto sueldo de presidente. Todo ello representaba una afrenta a los “votos de pobreza” que lo habían llevado al poder en 1998, y un comportamiento muy distante de sus planteamientos socialistas.
  • Se decía nacionalista y anti-imperialista pero permitió la presencia cubana en nuestras escuelas, registros públicos, en la Onidex,  los puertos, y hasta en los cuarteles donde los cubanos impartían órdenes a la oficialidad militar criolla. Mientras tanto dejó desguarnecidas las fronteras y no se molestó en defender la soberanía de Venezuela sobre el territorio en disputa con Guyana. Su nacionalismo de pacotilla agravó la dependencia externa del país al punto que hoy Venezuela  importa el 70 por ciento de los alimentos que consumen sus ciudadanos, y envía a Estados Unidos los únicos barriles petroleros que se cobran en efectivo y sin descuentos.
  • Chávez llegó a la presidencia montado en una cruzada anticorrupción para luego convertir a Venezuela en uno de los países más corruptos del mundo, con funcionarios públicos enriquecidos que exhiben sus riquezas de un modo ostentoso.  La Venezuela chavista es el paraíso de los Boligarcas.
  • Acentuó la división entre los venezolanos y les inoculó a sus partidarios un odio racial y social nunca visto antes en nuestro país. Además, fue responsable del mayor éxodo  de venezolanos en la historia de la república, muchos de los cuales formaban parte de la clase media profesional más emprendedora y mejor formada con que contaba el país. En ningún otro sector este éxodo obligado ha sido más dramático y más pernicioso que el que ocurrió con los trabajadores del sector petrolero.
  • Acosó a los medios de comunicación y a los periodistas que osaron criticar su gestión. La libertad de prensa se encuentra en la actualidad seriamente comprometida. Luego de ordenar el cierre de RCTV  muchas estaciones de radio y  televisión optaron por la auto censura para evitar sanciones, mantener acceso a las fuentes institucionales de información, o poder beneficiarse de la publicidad gubernamental. La hegemonía comunicacional que se propuso hace varios años es hoy  una realidad que desinforma, ideologiza y aburre a los ciudadanos. El próximo objetivo es lograr la desaparición de la señal de Globovisión.
  • Dejó un país signado por la violencia donde campean el crimen y la droga. Venezuela es hoy el país más inseguro del mundo. Sus atemorizados ciudadanos han abandonado las calles y los sitios de recreación pública, optando por encerrarse tras rejas en sus propias moradas.  El desinterés de Chávez por este tema explica por qué ser asesinado en Caracas es un evento con mayor probabilidad de ocurrencia que si usted viviera en una zona de guerra como Afganistán o Siria.
  • En lugar de sanear el corrupto sistema judicial venezolano, lo corrompió aún más, sembrándole en su seno jueces improvisados y venales provenientes de su propio partido. Esos jueces de la misma calaña ética de Aponte Aponte,  se han prestado para administrar las leyes de la república como instrumentos de criminalización política contra sus adversarios. Sin ellos habría sido muy difícil condenar a los Comisarios de la PM, arrestar domiciliariamente a la Juez Afiuni, o inhabilitar políticamente a Leopoldo López.
  • Bajo su mandato se pervirtió la moral ciudadana. Venezuela es hoy un país donde la meritocracia ha sido convertida en un valor “pequeño-burgues” y despreciable. En el país que nos deja Chávez los estudiantes pueden graduarse sin tener que estudiar; los trabajadores pueden no acudir a sus puestos de trabajo sin correr el riesgo de ser despedidos; Venezuela uno de los pocos países del mundo que se ha dado el lujo de reducir el horario laboral; donde hay que pagar “matracas” para cobrar una pensión del seguro, o para obtener un documento oficial; donde la gente le exige al estado que le dé casa gratis y amoblada. No paga usted el alquiler? No importa, puede estar seguro de que nadie lo sacará de esa vivienda. No hay quien le ponga  la cascabel al gato.
  • Dejó quebrado a Venezuela y con un déficit fiscal insostenible muy  por encima a los que se registran en países como Grecia, España, Italia y hasta los propios Estados Unidos!. Como resultado del gasto gubernamental desbocado y sin concierto  alguno Venezuela encabeza hoy (y desde hace varios años) la lista de naciones con mayor inflación del mundo.
  • Por diseño, ignorancia, o simple ceguera ideológica, la Venezuela chavista ha agravado su dependencia petrolera a niveles sin precedentes y con ello nos hemos vuelto más vulnerables a cualquier shock externo que afecte los precios del crudo. Las exportaciones no tradicionales han prácticamente desaparecido y el petróleo es responsable del 96% de las divisas que recibe el país. Chávez se dedicó a pelear con el sector privado de la economía en lugar de establecer una alianza con él para sacar al país del subdesarrollo. Hoy tenemos menos establecimientos industriales y comerciales que cuando llegó al poder en 1999. A fuerza de nacionalizaciones, indiscriminadas y arbitrarias, el peso del Estado en la actividad económica no ha hecho sino crecer, a pesar de que la producción de bienes y servicios de las empresas estatizadas ha decrecido, incluida la de PDVSA.
  •  La inversión privada directa, nacional e internacional, para la expansión o creación de nuevas  plantas manufactureras ha prácticamente desaparecido y con ella la generación de nuevos empleos bien remunerados, y la transferencia tecnológica.
  • Chávez endeudó irresponsablemente al país con los chinos y los rusos comprometiendo el futuro de varias generaciones de venezolanos sin que pueda apreciarse a dónde fueron a parar los reales. Se trata, por cierto, de una deuda ilegítima que no debería ser pagada. Mientras tanto se dedicó a regalar los recursos de la nación a otros países buscando apoyo geopolítico para la exportación de su delirante socialismo del siglo 21.
  • Bajo su presidencia Venezuela se alejó de sus aliados naturales en Norteamerica,  Europa y el medio oriente, para aliarse con parias internacionales como Hussein, Assad, Fidel Castro, Gadafi, Mugavi, y con organizaciones terroristas como la FARC,  ETA y  Hamás.

QEPD/RIP

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Otras voces, Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un balance de su gestión LA VENEZUELA QUE NOS DEJA CHÁVEZ, por Juan Francisco Misle

  1. Hace unos años Chávez visitó el parlamento español. Habían preparado un “café con galletas” y Chávez no aceptó nada. Su mesonero le trajo el café que su cocinero le preparó.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s