9° Festival del Cine Venezolano UNA NUEVA GENERACIÓN, por Alfonso Molina

Hernan Jabes

Hernán Jabes, creador de “Piedra, papel o tijera”, obtuvo una cosecha de premios, incluidos Mejor Película y Mejor Director.

El veredicto del jurado del 9° Festival del Cine Venezolano puso de relieve la aparición de una nueva generación de realizadores, tendencia que ha venido creciendo en las últimas ediciones del encuentro merideño. Al otorgarle este año el Premio a la Mejor Película a Piedra, papel o tijera, segundo largo de Hernán Jabes, y el Premio Especial del Jurado a Azul y no tan rosa, ópera prima de Miguel Ferrari, destacó el trabajo de dos cineastas en el marco de la producción venezolana actual. Además Jabes fue reconocido como mejor director y Ferrari como mejor guionista. Se impusieron sobre trabajos de directores veteranos y reconocidos como Azú, de Luis Alberto Lamata, Corpus Christi, de César Bolívar, y La ley, de Pablo de la Barra. Por su parte, Azul y no tan rosa fue elegida como Mejor Ópera Prima junto a Diario de Bucaramanga de Carlos Fung. Un poco más allá, La casa del fin de los tiempos, debut de Alejandro Hidalgo, se llevó el Premio del Público y los galardones correspondientes a Fotografía (Cezary Jaworski), y Sonido (Josué Saavedra y Jacinto González), y la controvertida Pipí mil pupú 2 lucas, de los hermanos Enrique y Fernando Bencomo, no ganó ningún premio pero sí impactó al público por su estilo narrativo. De los dieciséis filmes en competencia, ocho fueron obras primerizas. Es un proceso natural de renovación.

Pero al lado de esta tendencia muy positiva, también se evidenció una vertiente que impulsa una producción que yo llamaría descontextualizada, es decir, sin vínculos expresivos con la realidad venezolana, sobre todo en el campo de la comedia y de la acción, lo cual significa un camino inverso al cine venezolano de los últimos treinta años. Películas con vocación comercial que evaden cualquier compromiso con lo que se vive en el país donde trabajan. Cine de evasión, desde luego, pero también cine de ‘prudencia’, que yo interpreto como auto-censura. Percibo que esa tendencia abandona el carácter social que ha dominado nuestro cine para elaborar una propuesta taquillera, aunque con calidad irregular.

El jurado está integrado por el aclamado actor mexicano Damián Alcázar, en su primera visita al país, la actriz venezolana Greisy Mena, quien acaba de recibir un premio Ariel en México, los directores Alberto Arvelo, Belén Orsini y Carlos Oteyza, el artista experimental Carlos Castillo y el promotor cinematográfico Bernardo Rotundo. Este último, sin referirse a ningún film en particular, señaló que el cine nacional ha logrado cambiar la opinión sobre un cine que sólo abordaba la realidad social “con los típicos temas de prostitución, delincuencia y guerrilleros, por ejemplo”, subrayando así que “ahora hay más y mejor cine venezolano, con un promedio de 15 largometrajes por año”. Sobre lo que ha podido evaluar en las películas en competencia, hizo hincapié en las fallas en guiones e invitó a los cineastas a trabajar más en ello. Oteyza destacó el aislamiento que han tenido los realizadores hacia la política. “Hemos vivido los últimos años tan llenos de política que los directores han decidido aislarse de ella y presentar otras realidades distintas. No hay películas que reflejen la opción de un lado ni del otro”. Orsini celebró el crecimiento que ha tenido el cine criollo en los últimos años en cantidad y calidad de las películas. “Hay mayor calidad técnica, es evidente el estudio en propuestas estéticas”, dijo al tiempo que aseguró que en el país se está trabajando en la elaboración de guiones.

Como analista, yo añadiría que esa tendencia descontextualizada manifiesta más un apego a las formas cinematográficas que a los contenidos, como si cada film fuese un mero ejercicio narrativo. Con todo, las películas vinculadas con nuestra realidad como país en conflicto constituyen las expresiones de mayor vuelo creativo. Allí están las reflexiones sobre la violencia y la corrupción que encontramos en Piedra, papel o tijera, o el estudio minucioso de las actitudes discriminatorias o de intolerancia que se hallan en Azul y no tan rosa. Sus realizadores no ceden a la tentación del facilismo y seguirán abriendo caminos con un cine incisivo y honesto.

A continuación el Veredicto del Jurado:

MEJOR PELÍCULA: Piedra, papel o tijera de Hernán Jabes

MEJOR ÓPERA PRIMA: Azul y no tan rosa de Miguel Ferrari y Diario de Bucaramanga de Carlos Fung.

MEJOR DIRECCIÓN: Hernán Jabes por Piedra, papel o tijera.

MEJOR GUIÓN: Miguel Ferrari por  Azul y no tan rosa.

MEJOR ACTOR: Guillermo García de Azul y no tan rosa y Leonidas Urbina de Piedra, papel o tijera.

MEJOR ACTRIZ: Flora Sylvestre Josep por Azú de Luis Alberto Lamata

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: Scarlett Jaimes de Piedra, papel o tijera.

MEJOR ACTOR DE REPARTO:  Pedro Durán por Azú de Luis Alberto Lamata y Leandro Arvelo de Piedra, papel o tijera.

MEJOR DIRECCION DE FOTOGRAFÍA: Cezary Jaworski por La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo

MEJOR DIRECCION DE ARTE: Gaby Vílchez por Diario de Bucaramanga de Carlos Fung

MEJOR MONTAJE: Jonathan Pellicer por Azú de Luis Alberto Lamata

MEJOR SONIDO: Josué Saavedra y Jacinto González por La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo

MEJOR MÚSICA:  Alain Gómez y Daniel González por Nena, saludame al Diego de Andrea Herrera Catalá

MEJOR CÁMARA: Luis Martínez por Azú de Luis Alberto Lamata

MEJOR CASTING: Premio otorgado por la Fundación VISOR : La ley de Pablo de la Barra

PREMIO ESPECIAL DEL JURADO:  Azul y no tan rosa de Miguel Ferrari

MENCION ESPECIAL DEL JURADO a la película El país de abril de Rober Calzadilla;  a Armando Gota por su interpretación en la película La Ley de Pablo de la Barra; a César Bolívar por su dirección en Corpus Christi; a los niños que actuaron en La casa del fin de los tiempos y Piedra, papel o tijera.

PREMIO DEL PÚBLICO: La casa del fin de los tiempos de Alejandro Hidalgo

Anuncios

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s