Lazos perversos INDIA Y EL TÍO CHARLIE, por Alfonso Molina

Lazos perversos 1

Mia Wasikowska, rodeada por Matthew Goode y Nicole Kidman, lidera un elenco impecable en el nuevo film de Park Chan-wook.

Tal vez suene un poco pretencioso, pero debo decirlo sin complejos: esta Stoker, que en Venezuela conocemos como Lazos perversos, es una película que va más allá de sí misma y se enriquece con varias referencias fundamentales. La primera de ellas se encuentra en su director, Park Chan-wook, el cineasta sur-coreano más importante de la última década, autor de su perturbadora trilogía de la venganza, quien dirige su primer trabajo en inglés y en Estados Unidos. La segunda reside en su título original, que alude al apellido del irlandés Bran Stoker, célebre por su novela Drácula (1897), pero también autor de narraciones de terror como The Crystal Cup (1872), The Duties of Clerks of Petty Sessions in Ireland (1879), The Snake’s Pass (1890) y The Lady of the Shroud (1909), que lo ubicaron como un escritor clásico del horror. La tercera referencia es aún más importante y se halla en La sombra de una duda (1943), gran obra de Alfred Hitchcok que cuenta cómo la llegada inesperada del encantador tío Charlie establece un juego de dudas y manipulaciones en una familia acomodada. Pues bien, Park Chan-wook y su guionista, el actor Wentworth Miller, construyeron una historia macabra alrededor de India Stoker, una chica que acaba de perder a su padre en su accidente y que no se lleva bien con su madre Evelyn, pero que reconoce una señal misteriosa en la llegada del encantador tío Charlie a los actos funerarios. Nadie conocía su existencia pero está allí para brindar consuelo a la viuda y su hija. Y para otras cosas.

Después de Sympathy for Mr. Vengeance (2002), Old boy (2003), ganadora del Gran Premio del Jurado en Cannes en 2o04, y Sympathy for Lady Vengeance (2005), Park Chan-wook impuso un firma muy personal en el cine asiático de la violencia urbana contemporánea, a través de los conflictos de personajes enajenados en situaciones extremas. Poco a poco sus filmes han ido derivando hacia el suspenso refinado y cruel. Su característica narrativa más definida se ubica en el uso poético de la imagen, a través del encuadre, la iluminación y la perspectiva, gracias a la dirección de fotografía de su habitual colaborador Chung Chung-hoon. De hecho, son los únicos sur-coreanos en el equipo de Lazos perversos, coproducción entre el Reino Unido y EE.UU. que debutó en el Festival de Sundace 2013 con muy buenos comentarios de la crítica. Su punto de partida es La sombra de una duda, con la inesperada llegada del tío Charlie a la familia, pero luego adquiere su propia ruta. Con un magnetismo poco común, el tío comienza a enrarecer el ambiente de la casa y funciona como catalizador para liberar las pasiones ocultas de la madre y, sobre todo, de su hija adolescente. Su trama se construye a partir del misterio que rodea no solo a Charlie (Matthew Goode) sino a la propia India (Mia Wasikowska) y se desarrolla con una mezcla de asesinatos y deseos, a través de una complicidad que bordea el incesto. Menudo asunto.

Es una película que aborda la psicopatía desde una sensualidad extrema. Se fundamenta en dos personajes distintos pero afines. Charlie arriba desde lo desconocido, con elegancia, desenfado y dominio propio para seducir a Evelyn (Nicole Kidman) y despertar otras experiencias en India, mientras se encarga de pequeños “detalles” que surgen como obstáculos a su paso. India, por su parte, acaba de cumplir 18 años cuando muere su amado padre. Lleva una vida apartada no sólo de su madre sino de los chicos de su colegio. Es la rara, la loca, la que le falta un tornillo. Una inadaptada. Entre tío y sobrina se teje una relación signada por la muerte, el crimen, los secretos, lo que no se puede decir, pero también por el deseo mutuo. Hay una escena memorable de un piano a cuatro manos que sintetiza ese encuentro de maldad y erotismo. lo más importante es que no pretende jugar con las sorpresas, pues el espectador rápidamente pasa de la sospecha a la certeza de lo que es Charli, pero sigue la historia con interés por la forma de narrarla. Como en La sombra de una duda, ya sabemos que Charlie es un psicópata pero queremos saber cómo actúa y cómo atrae a su sobrina. Además, el apellido Stoker, tanto el del escritor Bran como el de India, además del título original, traduce fogonero, es decir, quien mantiene viva la llama.

Lazos perversos no tiene héroes ni heroínas. Pero sí villanos y locos. También víctimas y victimarios. Eso sí: todos están envueltos en una trama armada milimétricamente, en la que cada plano, cada efecto sonoro, cada mirada interna, van contribuyendo a un desarrollo dramático sin salida. Pasado y presente se alternan de manera provocadora y las verdades se abren paso entre las apariencias para construir un thriller psicológico de alta calidad que carece de moraleja. Poco a poco se arma el rompecabezas y la película se revela como una deslumbrante ópera del horror. Tal cual.

LAZOS PERVERSOS (Stoker), EE.UU. y Reino Unido, 2013, Dirección: Park Chan-wook. Guión: Wentworth Miller. Producción: Ridley Scott, Tony Scott y Michael Costigan. Fotografía: Chung Chung-hoon. Montaje: Nicolas De Toth. Música: Clint Mansell. Director de Arte: Thérèse DePrez. Elenco: Mia Wasikowska, Matthew Goode, Nicole Kidman, Dermot Mulroney, Jacki Weaver, Lucas Till, Alden Ehrenreich, Phyllis Somerville. Distribución: Gran Cine.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lazos perversos INDIA Y EL TÍO CHARLIE, por Alfonso Molina

  1. Muy buena reseña sobre la pelìcula!!!! Realmente èsta logra mantener al espectador atento a los hechos, que se orientan al suspenso y a lo mòrbido, de una forma realmente impactante.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s