Cine LOS DILEMAS ÉTICOS DE UN HÉROE

Desde ahora Batman ya no es un héroe infantil. Con El caballero de la oscuridad ha nacido un personaje del drama contemporáneo que —sin abandonar los rasgos esenciales del Hombre Murciélago— propone una visión alarmante del mundo que habitamos. Una mirada cargada de desengaño ante una sociedad controlada por la corrupción y el crimen organizado. Una óptica que, además, advierte sobre las consecuencias terribles del terrorismo y la psicopatía del caos. Este Batman que por segunda vez ha construido el inglés Christopher Nolan —la primera fue con la reveladora Batman inicia (2005)— se parece más a un personaje de la tragedia griega que al heredero cinético de una historieta que tiene más de 50 años. Un héroe enmascarado que actúa al margen de la ley y que asume una cierta forma de esquizofrenia —el sensato y exitoso hombre de negocios Bruce Wayne frente el atormentado defensor de la ciudad con ropa de mamífero volador— para castigar el crimen de Ciudad Gótica, suerte de representación de la civilización occidental. Nada que ver con la serie televisiva de los sesenta —signada por el pop art de la época— ni con el resurgir que Tim Burton impulsara a los personajes de Bob Kane en Batman (1989), seguida por su Batman regresa (1992) y mucho menos con los lamentables Batman por siempre (1995) y Batman y Robin (1997) que dirigió Joel Schumacher. Los niños han perdido a un héroe. Los adultos hemos ganado varios dilemas.

El caballero de la noche plantea varios dilemas en el orden ético y en el campo de la justicia. Por ejemplo, ¿quién decide la supremacía del Bien sobre el Mal? No es pregunta baladí sino la esencia misma del film. En un mundo acosado por la psicoparía del terrorismo, por la persistencia del fundamentalismo —ojo, no me refiero solamente al islámico sino a muchos otros del llamado «mundo libre»— y por la incapacidad de autotransformación de sociedades enfermas, ¿cómo se determina la legitimidad de una conducta que podría ser caracterizada como parapolicial, como la de Batman? De hecho, Batman está fuera de la ley y la policía debe detenerlo. No forma parte del orden institucional pero debe defenderlo. Batman ya no quiere ser el héroe de Ciudad Gótica. Quiere casarse, tener una familia, convertirse en abuelo feliz. «Un héroe no puede serlo por mucho tiempo porque se convierte en tirano», dice Bruce Wayne. Parece una alusión directa a Robert Mugabe o Fidel Castro, quienes de libertadores de sus pueblos devinieron en sus señores feudales.

Todo protagonista está signado por su antagonista. En esta ocasión Batman tiene uno directo y otro indirecto. El primero se halla en El Guasón, expresión de la psicopatía irrefrenablel que apuesta a la ausencia de orden, a una acratía sin sentido del poder, a un caos que desnude el alma de los seres humanos. El Guasón —extraordinariamente interpretado por Heath Ledger— no persigue dominar el mundo ni ganar millones de dólares. Sólo quiere demostrar la validez de su pesimista visión de la humanidad. Todos los seres humanos son corruptibles, proclama. Provoca con sus actos la conducta irracional y primaria entre los hombres y mujeres que representan la institucionalidad. Es la noción del mal, la inteligencia suprema de la maldad.

El otro antagonista de Batman —el fiscal Harvey Dent— lo es por partida doble. En primer lugar, representa la misma lucha contra el crimen organizado y la corrupción pero desde el campo de las instituciones. Combate a los gánsteres sin necesidad de tapar su rostro con una máscara. Constituye la expresión más cabal de la corrección política de un funcionario público. No pretende amasar fortuna —como la que tiene Bruce Wayne— sino hacer cumplir la ley. Es el «héroe que Ciudad Gótica se merece», confiesa el propio Batman, «pero aún no es el héroe que la ciudad necesita». En otra oportunidad, Wayne le pregunta a su fiel mayordomo Alfred: «¿quién eligió a Batman como el defensor de la ciudad? ¿Cuándo votaron los ciudadanos de Ciudad Gótica para elegirlo democráticamente?» Nunca, obviamente, pero sí eligieron a Dent. En segundo lugar, el fiscal disfruta del amor de Rachel Dawes, también fiscal y ex novia de Bruce Wayne. Este triángulo afectivo motoriza en buena medida el desarrollo del guión y determina el final de la trama, de una manera sorprendente.

La breve carrera de Christopher Nolan registra filmes tan notables como Memento (2000), Insomnia (2001), su ya nombrada Batman inicia y El gran truco (2006), obras que guardan como rasgo común su capacidad para provocar inquietud en el público. Sus personajes siempre están al límite. Prefiguran el gran salto al vacío en aras de fines muy distintos. En el caso de El caballero de la oscuridad, Nolan toma un gran riesgo y dirige una pieza que va más allá de la historieta. En realidad, Batman es un personaje pretexto para hablar de la condición humana, de la misma manera como El Guasón y Harvey Dent son también pretextos para establecer una simbología del Bien y el Mal. Curiosamente, el personaje femenino encarnado en Rachel Dawes representa la opción liberadora en un mundo fundamentalmente masculino aunque el signo de lo trágica determine su desarrollo.

Como característica especial, el elenoc de El caballero de la noche está constituido por figuras de primer orden. Tal vez el menos conocido es el galés Christian Bale que encarna a Batman y Bruce Wayne de una forma muy convincente. Detrás de él se encuentran el australiano Heat Ledger, en la gran actuación de su vida, el maestro inglés Michael Caine y los norteamericano Morgan Freeman, Gary Oldman, Aaron Eckhart, Maggie Gyllenhaal y Eric Roberts. Grandes intérpretes que garantizan la plataforma dramática de la narración. El planteamiento estético del film se sumerge en la oscuridad y los claroscuros como factores visuales que revitalizan los efectos especiales. Creo que pocas veces el trucaje de los efectos ha estado tan bien utilizado como en esta película de Nolan. No lleven a sus niños a verla. Vayan ustedes a descubrirla.

EL CABALLERO DE LA NOCHE («Dark Knight») EEUU, 2008. Dirección: Christopher Nolan. Guión: Jonathan Nolan y Christopher Nolan, basado en los personajes creados por Bob Kane. Producción: Emma Thomas, Charles Roven y Christopher Nolan. Fotografía: Hans Zimmer y James Newton Howard. Montaje: Wally Pfister. Música: Lee Smith. Director de arte: Nathan Crowley. Elenco: Christian Bale, Michael Caine, Heath Ledger, Gary Oldman, Morgan Freeman, Aaron Eckhart, Maggie Gyllenhaal, Eric Roberts, entre otros. Distribución: Cinematográfica Blancica.

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cine LOS DILEMAS ÉTICOS DE UN HÉROE

  1. Juan Misle dijo:

    Querido Alfredo,

    Tu reseña de esta película ha dado justo en la cabeza del clavo. No podría estar más de acuerdo con tus comentarios. Es una gran película, acaso de lo mejor que se ha visto este año en el cine. La actuación de Ledger como el Guasón es sencillamente espectacular. Ojalá la academia le otorgue un Oscar post-mortem como se ha venido comentando en estos días. En comparación, otros destacados actores que han interpretado el personaje como son César Romero y Jack Nicholson lucen solo como unos simples payasos. Espero que tus acertados comentarios quiebren la comprensible resistencia de muchos de tus lectores y se atrevan a ver esta magnífica producción sobre el héroe de Gothan City.
    Juan F Misle

  2. lacotufaradioactiva dijo:

    Buen review aunque no estoy de acuerdo con gran parte de el. En mi blog esta un review personal chequenlo y dejen comentarios.

    http://lacotufaradioactiva.wordpress.com/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s