Christian Burgazzi AL DUEÑO DEL CIRCO ROJANIEVES LE CRECIERON LOS ENANOS

Después de perder las elecciones parlamentarias, todo comienza a salirle mal a Esteban. El mundo, literalmente, se le viene encima.

1. En casa, la debacle electoral roja no fue sólo la perdida de la mayoría nacional, sino queprodujo serios daños colaterales. En primer lugar el mal manejo de las expectativas preelectorales (“si no ganamos los 2/3, perdemos”) y de las percepciones post-electorales(deserción cobarde del balcón ¿del pueblo?), hundió a los rojitos en una depresión que ahorase convierte en una mala racha contagiosa. La “revolución” se ha puesto “feita” y ya nadie quiere bailar con ella. El rey rojo quedó desnudo, con la pólvora mojada y en minoría. Incluso ante los ojos rojos luce como un simple y falible mortal, “dando más vuelta que mamón en boca de vieja” tratando de responder a una simple y clara pregunta de una valiente periodista acerca de la tracalera desproporción rojita. ¿Y cómo explica que los candidatos que impuso su dedo fueron derrotados? Perdió el halo de invencible y la procesión va por dentro. Cual bate quebrado, ni guapo ni apoyado, anda bailando en un tusero endógeno y exógeno.

2. Después de años de regaladera y derroche y ante el fiN de la bonanza petrolera, se le acabaronlas “soluciones” a realazos. La tan cacareada predominancia de la política y de las lealtades de militares y civiles ineptos sobre la gerencia ya está llegando al llegadero. Estos próximos dos años serán el calvario rojo, que pagaremos todos, pero en el 2012 le cobraremos a Esteban por todo: la inseguridad y la inflación descontroladas, el sub-empleo y la escasez crecientes, el despilfarro, los hospitales en crisis crónicas, así como las cárceles, el servicio eléctrico, la vivienda y pare de contar. No habrá Mandrake cubano que lo salve de su incompetencia gerencial. Los abusos y desmanes comienzan a salirle por la culata.

3. El narcotraficante criollo detenido en Colombia comienza a cantar y contar sus relaciones con el poder rojito, muy cercano a Esteban. Terrorismo y narcotráfico son malas juntas para cualquiera y más para los líderes eructadores que se creyeron la última Coca del desierto, todopoderosos e intocables, por siempre.

Este escándalo se une a los de los corruptos rojitos que ya huyeron y viven fuera del país con dinero robado, como los hacían los ladrones adecos y copeyanos, sin ninguna consecuencia. Así es como la “robolución” supera a la demonizada cuarta: en 12 años logró forrar en dólares a muchos “hombres nuevos”. Pudreval es otro de sus “trofeos”, uno de sus “logros” más meritorios. Y nadie paga. Esteban protegerá a sus fieles súbditos hasta que le convenga, se agudizarán las guerras a cuchillo entre sus acólitos y las ratas rojas abandonarán el barco que se va a pique.

4. En Colombia las cosas se están poniendo color de hormiga para los faracos amigos de Esteban, quien ahora trata de renegar y recular, como es su costumbre cuando se ve perdido. No sólo cayó el Mono mayor, sino que a la consentida Piedad la tienen en salsa roja y picante. Hay mucha más información en los laptops  “milagrosos” que tienen el efecto mágico de cambiar diametralmente la conducta de Esteban hacia la Colombia de Santos, sin ninguna vergüenza, después de tanta amenaza vacía. Lo tienen agarrado por las agallas, por andar jugando con candela y estarse metiendo en camisa de once varas. ¿Qué pasará ahora con los campamentos “vacacionales”? ¿Y en La Haya?

5. En España, dos etarras detenidos confiesan su entrenamiento terrorista en suelo venezolano, bajo la dirección de otro etarra empleado privilegiado por la revolución, de quien además se dice es el enlace ETA-FARC. Al inefable embajador rojito en Madrid no se le ocurre mejor respuesta que acusar a la justicia española de haber obtenido esas confesiones bajo tortura o compra, al decir que no fueron voluntarias. Cada ladrón juzga por su condición. ¿Serán testigos estrellas con ojitos reveladores? Mientras más patalean más se hunden en las  movedizas arenas. En paralelo Chacumbele confisca una gran empresa agrícola con accionistas españoles, como queriendo volver a declararle la guerra anticolonial al Rey de España que lo mandó a callar. ¡Púyalo que vas en bajada! ¿Cómo se remonta un tobogán en patines?

6. A Cuba ya no le alcanza el regalo de parte de nuestros ingresos petroleros y comienza el despido de 25 por ciento de los empleados estatales, que ganan sueldos miserables (¡menos de 20 dólares al mes! Saque la cuenta al cambio innombrable) y representan el 85 por ciento de la fuerza laboral de la isla; es decir que más del 20 por ciento de la población activa quedará a la deriva, sin opciones laborales disponibles. ¡Óyeme tu! Si seguimos navegando en este mar de la felicidad, habrá que comer de la que pica el pollo.

Justo cuando el líder cubano dice: “vamos a probar con un poquito de capitalismo”, al de aquí se le ocurre acentuar su manía confiscatoria, cual cleptómano. Y mientras por un lado la demolición avanza a paso de perdedores, por el otro exige que el Aeropuerto de Maiquetía produzca ¡más ganancias! ¿Se referirá a la odiada plusvalía capitalista? ¿En qué quedamos? Y no le preocupan la caída de ganancias en PDVSA, en las cementeras, en Sidor, y en las demás empresas quebradas bajo su control y, de paso, sin derechos laborales para sus empleados y obreros. ¿Será que la esclavitud y la explotación si son rojas-rojitas sí valen? Ni hablar del “buen” lucro rojo mal habido.

7. Para completar, se montó la gata en la batea al hacerse públicos los planes nucleares rojitos de la mano de los iraníes, lo cual le puede costar muy caro a Esteban, por andar de novato queriendo jugar en las grandes ligas del mundo, sin tener con qué, ni medir las implicaciones. Cuál inmaduro chofer manejando carritos chocones. Cuando se comienza a percibir la pérdida paulatina de poder, las consecuencias para quien está dejando de ser considerado poderoso, no se hacen esperar. Lo que era secreto a voces, lo que estaba tapado por convenientes complicidades y reverencias al poder, comienza a salir a flote.

Esteban bailará joropo hasta diciembre del 2012, mientras en el circo rojo le crecerán estos siete y muchos otros enanos, y el payaso cantará: “llorarás y llorarás, sin nadie que te consuele…” “Todos los nudos llegan al peine”, reza un refrán italiano. O en criollo: “Chivo que rompe tambor con su pellejo lo paga” (proverbio es proverbio).

Acerca de Alfonso Molina

Alfonso Molina. Venezolano, periodista, publicista y crítico de cine. Fundador de Ideas de Babel. Miembro de Liderazgo y Visión. Ha publicado "2002, el año que vivimos en las calles". Conversaciones con Carlos Ortega (Editorial Libros Marcados, 2013), "Salvador de la Plaza" (Biblioteca Biográfica Venezolana de El Nacional y Bancaribe, 2011), "Cine, democracia y melodrama: el país de Román Chalbaud" (Planeta, 2001) y 'Memoria personal del largometraje venezolano' en "Panorama histórico del cine en Venezuela" (Fundación Cinemateca Nacional, 1998), de varios autores. Ver todo mi perfil
Esta entrada fue publicada en 1 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s